Reuters.- Luego de que Pemex recibió una capitalización del gobierno de México por unos 5,000 millones de dólares (mdd) para prepagar bonos que vencen entre 2020 y 2023 y reducir el saldo de su pesada deuda, las agencias Fitch y Moody’s advirtieron que el apoyo a la petrolera sigue siendo insuficiente.

La petrolera estatal mexicana, que se encuentra bajo la lupa de las calificadoras de riesgo, informó además que hará una nueva emisión a plazos de 7, 10 y 30 años para refinanciar deuda de corto plazo, pero no precisó montos ni dio detalles.

Hace unos meses, el director de Finanzas de la empresa, Alberto Velázquez, dijo a Reuters que planeaban refinanciar este año bonos por 2,500 millones de dólares.

Pemex también dijo que hará un intercambio de bonos “para proporcionar apoyo adicional a los vencimientos de la parte corta, intermedia y larga de la curva, con el fin de suavizar el perfil de vencimientos”. Tampoco dijo de cuánto será esa operación.

Tras el anuncio, Fitch dijo que el apoyo del gobierno a la petrolera sigue siendo “moderado” y que la empresa sigue invirtiendo menos de lo que requiere en exploración y producción.

La agencia –que a mediados de año bajó la nota de deuda de Pemex a la categoría especulativa– asignó una calificación BB+ a las nuevas emisiones de bonos y estimó que el apoyo total del gobierno a la petrolera podría sumar 9,500 mdd en 2019 y un total de 11,400 mdd para 2020-2021.

La empresa que tiene una deuda financiera de unos 105,000 mdd ya ha dicho que su objetivo es fortalecer sus cuentas en los próximos años con endeudamiento cero en términos reales.

“Los recursos provenientes de esta operación se utilizarán para asegurar a Pemex una reducción en el saldo de su deuda, una mejora en sus indicadores de liquidez, reducir los vencimientos a corto plazo y generar ahorros en los intereses pagados por la empresa”, dijo Pemex en un comunicado.

A su vez, Moody’s indicó que una mejora en la calificación crediticia de Pemex es “improbable” debido a la perspectiva negativa para la nota soberana y a las expectativas de débil desempeño operativo de la petrolera estatal.

La agencia asignó una calificación de “Baa3”, con perspectiva negativa, a las emisiones de bonos anunciadas más temprano por Pemex a 7, 10 y 30 años, y agregó que la inyección de 5,000 millones de dólares a la petrolera por parte del gobierno para prepagar deuda está “en línea” con sus expectativas.

Moody’s apuntó en un comunicado que, debido a que las notas crediticias de Pemex dependen en gran medida del apoyo del gobierno mexicano, un cambio en esos supuestos podría llevar incluso a bajar las calificaciones de la petrolera, cuya liquidez intrínseca sigue débil.

 

Siguientes artículos

La petrolera de Baillères producirá 20,000 barriles diarios el próximo año
Por

PetroBal y Fieldwood desembolsarán 700 millones de dólares (mdd) en perforación de pozos y construcción de plataformas....