El pasado 31 de mayo presenté la “Iniciativa de Ley para el Desarrollo Industrial Incluyente, Innovador, Sostenido y Sustentable”. La Iniciativa provee las bases para el diseño de una estrategia industrial moderna, la cual tiene el objetivo principal de impulsar una transformación radical en la estructura productiva nacional a través de la creación de nuevos mercados. La columna vertebral de la Iniciativa es la innovación.

Uno de los elementos que integra la iniciativa son las “políticas basadas en la innovación orientadas a misiones específicas”. El desarrollo histórico de la innovación demuestra que este tipo de estrategias son las que han logrado los cambios tecnológicos más radicales en la economía mundial. Estos instrumentos se han aplicado en determinados países bajo diferentes objetivos. Por ejemplo, en la década de 1950 el gobierno de Estados Unidos desarrolló importantes políticas de innovación industrial ligadas al sector militar con la misión de alcanzar la supremacía tecnológica. Tal fue el caso del programa espacial para enviar al primer hombre a la Luna con el propósito de demostrar a la ex Unión Soviética la superioridad tecnológica estadounidense.

Asimismo, las políticas orientadas a misiones específicas han desarrollado sectores como el de la salud y el agrícola. En este último caso, México tuvo un papel fundamental en las innovaciones que contribuyeron a la “Revolución Verde” —The Green Revolution—. A principios de la década de 1940, las autoridades mexicanas requerían mejorar significativamente la nutrición de la población y con ello también auxiliar la política nacional de salud. Para alcanzar esta misión, en 1942 el gobierno norteamericano y la Fundación Rockefeller apoyaron al gobierno mexicano con el establecimiento del Programa Agrícola Mexicano.

A partir de su implementación, el Programa Agrícola alcanzó logros significativos durante los siguientes 17 años. Por ejemplo, aumentó la producción de maíz y frijol, y se desarrollaron variedades de trigo mucho más resistentes y de alto rendimiento. Las innovaciones en la producción de trigo permitieron a México contribuir en el desarrollo agrícola de naciones como India y Paquistán. De 1965 a 1966, India importó 18,250 toneladas de semilla mejorada de trigo producida en México. De 1965 a 1968, Paquistán compró 42,350 toneladas de la misma semilla.

PUBLICIDAD

El éxito del caso mexicano sirvió como modelo a seguir en otros países. El establecimiento del Instituto Internacional de Investigación del Arroz -The International Rice Research Institute- de Filipinas fue uno de ellos.

Hoy en día, las economías no sólo tienen que seguir resolviendo las inercias socioeconómicas y productivas que han padecido por décadas. También, tienen que afrontar otros grandes desafíos como el cambio climático. México es un país extremadamente vulnerable a los efectos de esta externalidad negativa. Los devastadores efectos de los huracanes que han impacto recientemente a Estados Unidos y a el Caribe ponen al descubierto la necesidad de una participación pública más dinámica con visión estratégica a largo plazo para enfrentar y contribuir a solucionar este contexto adverso.

En este sentido, las políticas basadas en la innovación orientadas a misiones específicas que propone la iniciativa no sólo permiten transformar al sector industrial doméstico en uno más productivo y competitivo, también están enfocadas a resolver los grandes problemas que enfrenta la sociedad mexicana como el cambio climático, la pobreza, la desigualdad, entre otros.

Si realmente deseamos que nuestro país logre un desarrollo que beneficie a toda la población y que mejore el medio ambiente, es importante aprender de la experiencia histórica que han tenido los procesos de innovación para hacer frente a situaciones complejas como las que actualmente estamos viviendo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @vidallerenas

Facebook: Vidal Llerenas

Página web. vidal-llerenas.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México

 

Siguientes artículos

Combatiendo los mitos de las empresas
Por

Las empresas sin querer van creando mitos, los que de manera invisible se instalan dentro de su cultura convirtiéndose e...