Por Christopher Helman

A unos años de la revolución de las criptomonedas, la minería de bitcoins ya consume aproximadamente 20,000 gigavatios por hora de electricidad por año. Eso es aproximadamente el 1.5% de la generación global y poco más que la demanda de energía de Irlanda.

Los principales culpables son los dispositivos de minería de bitcoin como el Antminer S9, que es un chip de computadora que no hace más que procesar algoritmos interminables para alargar la cadena de bloques. Un Antminer consume una carga de 1.5 kilovatios, suficiente para alimentar dos refrigeradores y una pantalla plana de TV. Si corres un Antminer las 24 horas del día durante los 7 días de la semana durante un año, producirás alrededor de 0.85 bitcoins, a un costo de alrededor de 15,000 kilovatios-hora. Dependiendo de los precios de la energía, costará entre 600 y 1,800 dólares extraer una moneda. Incluso con un desplome en el precio del Bitcoin, a 12,000 dólares, aún hay mucho dinero por hacer, suponiendo que puedas conseguir una máquina muy barata (en Amazon puedes encontrarlas por 90,000 pesos).

Pero, ¿qué sucede si la burbuja del Bitcoin se sigue expandiendo? Algunos detractores temen que la minería de bitcoins pueda consumir hasta el equivalente de la generación de energía del mundo para 2020. ¿Es una preocupación realista? No.

PUBLICIDAD

Los analistas Michael Weinstein, Khanh Nguyen y su equipo de Credit Suisse analizaron el tema, y ​​en una nota de investigación han concluido que los temores de que las criptomonedas sobrepasen la red eléctrica son exagerados.

El equipo comienza comparando los 20,000 gigavatios por hora de bitcoin por año con los 4.3 millones de gigavatios consumidos en Estados Unidos el año pasado y los 6 millones de China. Los analistas pensaron que, si el precio del Bitcoin subía a 50,000 dólares, a los mineros les resultaría económico triplicar sus esfuerzos de explotación minera y su poder a alrededor del 5% de la potencia mundial. El equipo también calculó el precio de Bitcoin que se necesitaría para incentivar a los mineros a engullir toda la capacidad de generación del mundo: 1.1 millones de dólares por moneda.

Lee también: Si inviertes en Bitcoin, prepárate para perder tu dinero: Credit Suisse

Pero esos cálculos se basan en el uso de tecnología actual. A medida que las criptomonedas evolucionen, se volverán más eficientes desde el punto de vista energético. Los algoritmos de prueba de trabajo ejecutados por mineros de bitcoin son innecesariamente complejos. Las nuevas monedas tienen algoritmos más simples. Ethereum incluso está cambiando de un sistema de prueba de trabajo a un sistema más fácil de probar.

La minería de criptomonedas disfrutará de las mismas economías de escala de los servidores web. De 2000 a 2010, la energía consumida por los centros de datos aumentó de 20,000 gigavatios por hora a aproximadamente 70,000 Gwh. A ese ritmo, no iba a tomar mucho tiempo para que el crecimiento de Internet superara la capacidad humana de mantener las luces encendidas. Los centros de datos evolucionaron para satisfacer la necesidad, tanto en tamaño y escala, como en eficiencia energética. Desde 2010, la demanda de energía de la granja de servidores apenas ha crecido, a pesar de que la cantidad de servidores instalados se ha multiplicado por 6. Según los científicos del Laboratorio Lawrence Berkeley, la industria está en camino de mejorar la eficiencia energética en un 45% para 2020, con empresas como Google, Amazon y Facebook liderando ese desarrollo.

Los temores sobre el uso desenfrenado de la energía causado por el nuevo cultivo de mariguana estaban igual de infundados. Las compañías de servicios públicos en Colorado, California, Oregon y Washington han visto un repunte de menos del 2% en la demanda de energía relacionada con el crecimiento de la producción, según el equipo de Credit Suisse. Pacific Gas & Electric incluso ofrece energía de descuento para los productores, quienes tienen la tecnología de bombillas LED para agradecerles por mantener sus facturas de iluminación bajas.

También está el efecto de sustitución. Los sistemas de pago basados ​​en Crypto-blockchain eventualmente reemplazarán nuestras instituciones de tarjetas de crédito proclives al hackeo, que son centros de datos masivos (Visa incluso tiene uno con un foso). Y en algún lugar marginal, es probable que las criptomonedas reduzcan la demanda de otros activos costosos a la minería, como el oro, que de acuerdo con S&P Global tienen un costo total en efectivo de alrededor de 900 dólares por onza.

En el largo plazo, dice Credit Suisse, el avance que más probablemente afectará a los mercados energéticos mundiales es el vehículo eléctrico. Si para el año 2040 los EV registraran una tercera parte de la participación de mercado en el mercado nuevo, el mundo podría requerir más de 280 gigavatios de capacidad de generación de energía adicional, o en algún lugar cercano a los 2.4 millones de gigavatios hora. Pero de nuevo, eso entra en el escenario de la tecnología actual. Después de 25 años de mejoras, las baterías de iones de litio seguirán refinándose.

La tecnología tiene una manera de burlar a los incrédulos. Hace solo unos meses, Jamie Dimon, CEO de JPMorgan, llamó a Bitcoin “estúpido” y un “fraude”. La semana pasada dijo que lamentaba esos comentarios, diciendo que “el blockchain es real”.

 

Siguientes artículos

GM crea el primer vehículo autónomo sin volante ni pedales
Por

General Motors ve un mundo con cero colisiones, cero emisiones y con cero congestionamientos que ayuden a los clientes a...