La falta de plataformas para encontrar cursos online a bajo costo o gratuitos hicieron que los emprendedores Javier Calderón y Álvaro González se decidieran comprar un hosting con 15 dólares para crear una comunidad en la que se pudiera intercambiar conocimiento en arquitectura de softwares y creación de aplicaciones.

La empresa nació por el hecho de que tomar un curso de este tipo cuesta hasta 400 dólares y hay mucha gente que no lo puede pagar, “por lo que buscamos gente que sabía del tema”, comentan.

“Al principio buscamos la manera de involucrarnos en cursos, pero era demasiado caro. Tuvimos la apertura de conseguir gente que quisiera compartir clases con otras personas”, dice el CEO y fundador de Ninja Web, Javier Calderón.

El emprendedor, que estudió en el reconocido Instituto Exsal, cuenta que la comunidad nació hace seis años, pero lleva ya cuatro años formada bajo una estructura de empresa. Al inició comenzaron con cinco personas, para luego sumaron más de 20,000 jóvenes que provienen de diversos países de Latinoamérica como México y Colombia; su éxito ha llegada a cruzar el océano Atlántico debido a que hay gente que ve sus cursos gratis desde España.

PUBLICIDAD

“Los cursos que se comenzaron a dar fueron: creación de aplicaciones móviles, desarrollo web y desarrollo de software. Cada uno de nosotros tiene habilidades diferentes y poníamos a disposición de la comunidad el conocimiento”, explica el emprendedor salvadoreño.

Puedes leer:  EXCLUSIVA | El plan de Macron para que Francia sea capital de las startups

En su sitio web se pueden encontrar entre 30 a 40 cursos, mientras que en su canal YouTube hay 350 videos. Explica que los videos pregrabados tienen vistas por 4,000 o 3,000 personas, mientras que en los que son en vivo hasta 500 usuarios. Las personas que entran a la comunidad tienen edades entre 12 años hasta 35 años.

Pero la pregunta clave es ¿cómo mantener una compañía que da cursos gratis? Calderón señala que el modelo de negocio es el siguiente:

“El modelo de negocio es especial porque las personas que nos contratan para algún proyecto primero ven nuestros videos que son gratis. Después ello se nos acercaran para preguntarnos si nosotros ofrecemos soluciones a nivel empresarial, así es como nosotros nos mantenemos y nos publicitamos. Por proyecto ganamos 5,000 dólares”, explica.

La clave del éxito es la de perseverar ya que se cometen mucho errores en materia administrativa, señala Calderón.

 

Difícil emprender en El Salvador

En El Salvador, el 82.6% piensa que ser emprendedor es una buena opción de carrera, un porcentaje mayor al promedio en todos los países, incluido el promedio latinoamericano de 65.8%, de acuerdo con Global Entrepreneurship Monitor.

Sin embargo, el fundador de Ninja Web considera que el principal problema en el país centroamericano es la falta de un ente formador que ayude. Asimismo, reconoce que hay incubadoras pero muchas tienen proyectos que al primer fracaso se desaparecen.

“Debe haber un ente que acompañe desde cero a los emprendedores. El número de emprendedores que se aceran con nosotros son entre 20 y 30, buscan crear aplicaciones o de mercado en línea, ninguna idea es descartable, pero no tienen un modelo de negocio, por lo que es necesario un formador o una guía”, sentencia.

Calderón reconoce que la delincuencia y la falta de apoyo financiero para los emprendedores obstaculizan la oportunidad de crecer y salir adelante.

 

Siguientes artículos

Guatemala prepara a empresarios para exportar
Por

Los objetivos que persiguió el suceso fue fortalecer las redes de empresas, estimular los Centros de Atención a la Mipym...