En una planta de mariguana existen más de 80 cannabinoides, todos con potenciales terapéuticos y Sativa Care, la primera clínica integral del cannabis medicinal en México quiere sacarles provecho y ofrecer un tratamiento accesible.

El CBD es la molécula de la mariguana que más se ha estudiado, pero incluso la molécula psicotrópica tetrahidrocannabinol (THC), que ha sido muy satanizada, puede tener beneficios terapéuticos con el debido proceso científico.

“Esa molécula tiene el potencial de reducir tumores y de tratar el dolor con una eficacia mayor”, destacó Jonathan Hernández medico por la Universidad Autónoma Metropolitana y miembro de Sativa Care.

El equipo que trabaja en la clínica Sativa Care busca es la aceptación e integración de la planta cannabis sativa como opción accesible de tratamiento convencional por médicos y organizaciones médicas profesionales.

“Buscamos un enfoque multidisciplinario, para que no sea sólo a través del cannabis, sino en psicología, nutrición la atención a los pacientes”, dijo Jonathan Hernández.

Además del tratamiento, la clínica buscará en un futuro la comercialización de productos a base de cannabis, sólo es cuestión de que las leyes de adapten.

“A través de nuestras clínicas buscamos ser punta de lanza con procesos, servicios y productos en constante mejora, y tener un impacto positivo en el sistema de salud mexicano, ofreciendo alternativas probadas e innovadoras de tratamiento integral de estos padecimientos, respetando profundamente al paciente y adecuándonos a sus circunstancias únicas de vida”, se puede leer en la página de la compañía.

 

 

Retos

Para el 2021 se estima que el mercado global de la mariguana tendrá un valor de 31,600 millones de dólares (mdd), de acuerdo con datos citados por la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis (ANICANN).

Aunque la industria del cannabis medicinal está creciendo y de las iniciativas de ley, aún existe mucho camino por recorrer.

“Se debe abrir aún más la investigación científica para entender mejor a la planta”, destacó el médico.

De acuerdo con el especialista, existen países como Estados Unidos o en Europa, donde nunca se detuvo la investigación de la planta, en contraste aquí en el país, donde ha llegado escuchar a políticos mexicanos que no existe suficiente investigación.

Para el medico es determinante que se impulse esta industria en el campo, que se desarrollen laboratorios para investigación científica para analizar la composición de la planta.

“Con esto podríamos hacer producción nacional de calidad, ya que hasta el momento sólo podemos importar ya que son los únicos que cumplen los parámetros de calidad”, dijo Jonathan Hernández.

Te recomendamos: 

 

Siguientes artículos

Infraestructura e inseguridad atoran el negocio ferrocarrilero
Por

Por precio y capacidad de carga, los trenes son una buena opción para transportar petrolíferos. Sin embargo, en este pun...