El productor de lácteos Lala cerró las operaciones de su centro de distribución ubicado en Ciudad Mante, Tamaulipas, debido a la inseguridad y violencia que se vive en esa comunidad y de la cual ha sido víctima, confirmó la compañía después de que reportes periodísticos dieran a conocer esa situación.

“Lala informa que suspendió temporalmente las actividades en su centro de distribución ubicado en Ciudad Mante, Tamaulipas el pasado 3 de mayo, ya que las condiciones de seguridad en la ciudad no eran las adecuadas para seguir operando”, indicó Lala en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Asimismo, ´mencionó que colabora con las autoridades “para reiniciar actividades en cuanto sea posible”.

El diario Reforma publicó que la compañía dejó de operar el centro de distribución  que se localiza en la carretera El Mante-Ciudad Valles luego que al menos una de sus camionetas fuera incendiada este mes.

PUBLICIDAD

“En la región, además de las ejecuciones, compañías y comercios han denunciado extorsiones y cobros de piso. Mante, Municipio de unos 125,000 habitantes, atraviesa por una ola de violencia sin precedente”, se lee en su texto de portada.

Según datos oficiales, citados por el diario, en los primeros cuatro meses del año se reportaron 31 homicidios dolosos, tres veces más que los registrados en todo 2017 y cuatro veces más que los ocurridos en todo 2016.

La decisión de Lala se da a casi dos meses de que Coca-Cola Femsa cerró de manera indefinida sus operaciones en Ciudad Altamirano, Guerrero, también por motivos de inseguridad. Es el segundo cierre de operaciones que anuncia una de las compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores por causa de la violencia durante este año.

“Más que hablar del impacto económico, lo lamentable para Coca-Cola Femsa fue el haber tenido que desincorporar a más de 160 colaboradores para privilegiar su seguridad y la de sus familias, así como la pérdida de la derrama económica en la zona derivada de nuestra operación”, informó el área de Comunicación Corporativa de Fomento Económico Mexicano (Femsa) a Forbes México.

El cierre indefinido de las operaciones de Coca-Cola Femsa en Ciudad Altamirano, Guerrero, genera una pérdida de aproximadamente 30 millones de pesos por mes en sus ingresos, comunicó la refresquera a Forbes México.

Lee también:

El día que la delincuencia frenó a Coca-Cola

 

Siguientes artículos

Las propuestas de los candidatos presidenciales contra la obesidad
Por

Tres representantes de los candidatos presidenciales participaron en el Foro Forbes de Salud 2018 y compartieron sus est...