Sí, las cifras pueden sonar a algo fuera de este mundo, pero cuidado, los números esconden detalles delicados sobre el futuro de la primer economía del planeta.

 

Por Christopher Helman

 

PUBLICIDAD

Un nuevo informe de Diana Carew y Michael Mandel en el Progressive PGR Policy Institute detalla cuáles son las 25 grandes empresas –conocidas como “héroes de la inversión”– que están haciendo las grandes apuestas en Estados Unidos.

A pesar del crecimiento de China, India y Brasil, y la controvertida tendencia hacia inversiones corporativas que arrojen mayores ventajas impositivas, sigue habiendo muchas empresas dispuestas a invertir grandes sumas de dinero en ese país.

El capital invertido conjunto de las 25 sumó 152,000 mdd el año pasado.

He aquí la lista:

1. AT&T – 21,000 mdd

2. Verizon Communications – 15,400 mdd

3. Exxon Mobil – 11,100 mdd

4. Chevron – 10,600 mdd

5. Walmart – 8,700 mdd

6. Intel – 8,400 mdd

7. Comcast – 6,600 mdd

8. ConocoPhillips – 6,400 mdd

9. Occidental Petroleum – 5,500 mdd

10. Exelon – 5,400 mdd

11. Duke Energy – 4,800mdd

12. Google – 4,700 mdd

13. General Motors – 4,600 mdd

14. Hess – 3,900 mdd

15. Apple – 3,800 mdd

16. Energy Transfer Equity – 3,500 mdd

17. Union Pacific – 3,500 mdd

18. Enterprise Products Partners – 3,400 mdd

19. Ford Motor – 3,400 mdd

20. General Electric – 3,300 mdd

21. Time Warner Cable – 3,200 mdd

22. FedEx – 3,200 mdd

23. Microsoft  – 3,100 mdd

24. FreeportMcMoRan – 2,700 mdd

25. Amazon – 2,600 mdd

 

Esto parece increíble, ¿verdad? ¡Veinticinco grandes empresas que invirtieron 152,000 mdd el año pasado en nuevas propiedades, plantas y equipo!

Pero los números carecen de sentido a menos que sean puestos en contexto. Como señala el informe, lo que es desalentador es que las grandes empresas no están invirtiendo más:

“Casi siete años después de que comenzó la gran recesión, la inversión no residencial en general está sólo 4% por encima de su pico previo a la recesión. En comparación, la recuperación en el consumo personal es el doble de grande, un 8%, en comparación con su pico previo a la recesión.”

De hecho, según la Oficina del Censo de Estados Unidos, el total de inversiones para todas las empresas superó los 1,370 billones en 2008 y para 2012 se habían recuperado sólo a 1,200 billones.

Los “héroes de la inversión” que conforman la lista de los primeros 25 en realidad subrayan qué empresas están liderando los sectores más vibrantes de la economía de Estados Unidos: tecnología de la información (“Internet of Everything”) y energía (el gran auge del fracking).

La Internet se ha convertido en algo omnipresente. Desde tuberías y cables hasta  hardware y software, AT&T, Verizon, Intel, Comcast, Google, Apple, Time Warner, Microsoft y Amazon, son todas pilares que apoyan y permiten los siempre convergentes y superpuestos mundos del Internet, TV y la comunicación móvil.

AT&T y Verizon en conjunto invirtieron cerca de 107,000 mdd en tres años hasta el 2013, para construir sus redes alámbricas e inalámbricas. No está claro por qué el informe empata esa información con esto: “En comparación, toda la inversión pública en aeropuertos, transporte público urbano y otros proyectos de transporte excepto autopistas sobre el mismo periodo llegaron a sólo 81,000 mdd.”

Y luego está el sector energía. Las 10 empresas de energía en el top 25 son lideradas por Exxon y Chevron. Juntas, las sociedades invirtieron 57,000 mdd. Gran parte de ellos está ligada a la perforación y fracking hidráulico para obtener petróleo y gas en puntos en auge como Bakken, Permian, Marcellus, Eagle Ford y el Golfo de México.

Es aterrador imaginar qué sería de la economía de Estados Unidos sin las telecomunicaciones y la inversión en energía. Según la Oficina de Análisis Económico, el grupo de la industria que más contribuyó al crecimiento del PIB real en los últimos trimestres ha sido la fabricación de bienes no duraderos, (incluyendo petróleo y gas), que subió 15% en el primer trimestre de 2014 después de aumentar 19% en el cuarto trimestre de 2013.

En esos mismos trimestres, el PIB de EU en general estaba creciendo a una tasa de 2.6% en el 4T, luego cayó a un ritmo de 2.9% en el 1T.

Naturalmente, ninguna empresa va a invertir capital en proyectos sin anticipar algunos retornos significativos de ese capital en los próximos años. Con las comunicaciones y las empresas de energía invirtiendo tanto ahora, es lógico pensar que los inversionistas en esos sectores podrían esperar que la próxima década se reanuden el crecimiento descomunal y la creación de valor.

Los autores del informe apoyan el crecimiento económico a largo plazo y reconocen que la inversión de capital (no el gasto del consumidor) es el boleto a ese crecimiento. Su mensaje a los políticos:

“Creemos que una agenda pro inversión comienza con un ambiente de política regulatoria y fiscal que aliente a más compañías a ser héroes de inversión nacionales. Las políticas que proporcionan un buen entorno macroeconómico de inversión valdrán la pena en empleo, productividad y salarios.”

 

Siguientes artículos

Monstruos verdes: La guerra de las motos eléctricas
Por

Cuando Harley-Davidson mostró al mundo su prototipo de motocicleta eléctrica, la batalla por el dinero de los aficionado...