De acuerdo con un estudio realizado por la Policía de Investigación hay un mapa delictivo que señala a las siete colonias con el mayor número de ataques a mujeres solas que viajan en taxi o en vehículos controlados por plataformas digitales.

Esas colonias son:

  • Polanco
  • Nápoles
  • Roma
  • Condesa
  • Santa Fe
  • Escandón
  • San Jerónimo

Ante la necesidad de aumentar la seguridad en el transporte y atender las diversas llamadas de atención de colectivos feministas para brindar seguridad a las mujeres, Andrés Lajous Loaeza, secretario de Movilidad de la CDMX, indicó que se establecerá un botón de pánico para controlar alrededor de 180,000 taxis concesionados y de plataformas digitales, como Uber y Didi; y el cual se activará desde una aplicación celular conectada al C-5.

El funcionario indicó que la Alerta de Género -un llamado de diversos colectivos para que se destinen mayores recursos y atención para resolver esta problemática- es un tema que sí importa al gobierno capitalino, aunque señaló que no está bajo su responsabilidad y que tiene qué ver con muchas “más cosas, no sólo el transporte”.

“Siempre es preocupante porque es importante que las personas se sientan seguras y es nuestra responsabilidad generar las condiciones y evidentemente reducir los incidentes en donde haya personas afectadas, ya sea por robo o violencia sexual”, dijo Lajous.

Actualmente se está construyendo la base de datos, tarea en la que participan las empresas que dan servicio de taxi mediante plataformas digitales como Cabify, Didi, Uber, Vic y Volt.

Se trata de una aplicación del taxi de la ciudad que se descarga en un smartphone, y con la cual se puede poner la placa del taxi o vehículo de servicio, para que el usuario o usuaria sepa “en qué taxi vas y quién es el operador”.

Esta app tendrá un botón de pánico, y si hay un incidente se podrá presionar, lo que mandará una señal al C-5 con los datos de localización, para comenzar con un seguimiento y el envío de policías para atender la alerta, explicó Lajous, quien agregó que el tiempo de respuesta es de seis minutos de acuerdo a pruebas realizadas.

El 17 de julio se reunieron con los representantes de esas compañías para informarles que, de acuerdo a la modificación del reglamento de la Ley de Movilidad, los conductores de esos vehículos y las unidades deben cumplir con ciertos requisitos.

“Incluimos que los vehículos que trabajan con estas empresas deben pasar por una revisión físico-mecánica una vez al año y que los conductores tendrán que sacar una licencia tipo E1.

“Por lo que deberán capacitarse y hacer una prueba de pericia, así como exámenes médicos que les realizan en el Centro para el Fomento de la Educación y Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México (Cenfes, A.C.)”, explicó.

El registro de operadores termina el 10 de septiembre tanto para taxis concesionados como plataformas. En el caso de las empresas digitales se comprometieron a que cada siete días renovarán la información de quienes fueron conductores y vehículos. La información incluye el número de placa del vehículo y la Clave Única de Registro de Población (CURP) del conductor.

“Es decir, que podamos asociar conductores a placas de vehículo de tal manera que, si hubiera un incidente vial, o un incidente de seguridad, rápidamente la autoridad podría actuar conociendo el nombre del conductor responsable de ese vehículo.

“Cualquier ciudad debe tener un buen servicio de taxi, y eso es clave, y eso evidentemente implica que las personas se sientan seguras cuando se suban a un taxi. ¿De qué depende esa confianza? Depende que exista la información sobre con quién se sube uno”, subrayó.

En la Ciudad de México operan alrededor de 60,000 taxis regulados por las plataformas digitales mencionadas. Asimismo, hay 141,000 taxis con placas concesionadas, de los cuales aproximadamente 110 mil pasan a la revista mecánica año con año, son los que están en activo.

“Nosotros propiamente no le damos seguimiento a los incidentes de seguridad, es una cosa que hacen las instituciones respectivas, pero siempre que nos piden información la compartimos; realmente son unas semanas, no creo que sea mucho más, para que tengamos los botones de pánico conectados al C-5”, finalizó el funcionario.

Con información de Notimex.

 

Siguientes artículos

El escape de Centroamérica por la supervivencia
Por

El libro Caravana. Cómo el éxodo centroamericano salió de la clandestinidad documenta el paso masivo de migrantes por Mé...