Por Rubén Sánchez Gómez*

El rol de las Fintech en los servicios financieros mundiales es cada vez más palpable y conocemos ya la disrupción que ha causado entre las instituciones tradicionales, llevándolas a trabajar conjuntamente para mejorar la oferta a sus clientes, aprovechando las ventajas del dinamismo, foco y cercanía al mercado de las Fintech y de la escala y recursos de las instituciones tradicionales. El panorama mundial Fintech se vislumbra muy promisorio, con la inclusión de negocios y clientes ansiosos por jugar dentro del mundo de las finanzas.

A pesar del boom de las Fintech, en México se percibe reticencia a adoptarlas en sus esquemas de servicios, ya sea porque las ven como una amenaza o porque hasta este momento no hay una regulación al respecto que dé certidumbre a su funcionamiento; lo que ha derivado en que pocas instituciones se muestren abiertas a incorporarlas. Creemos que el proceso de convencimiento sobre sus beneficios y riesgos, llevará más tiempo.

 

PUBLICIDAD

México, un entorno propicio para el desarrollo

No obstante, nuestro país se comienza a colocar en el radar mundial, siendo una de las naciones en donde se esperan más asociaciones con Fintechs de acuerdo con el “Global FinTech Report 2017, Redrawing the lines: FinTech’s growing influence on Financial Services” de PwC, de 31% en 2017 a 81% dentro de tres a cinco años. Esta visión se refuerza por la fuerte adopción en México de otros servicios como Uber, Airbnb y Paypal que han impactado servicios tradicionales que no han tenido la visión y el enfoque específico de ofrecer soluciones a problemas particulares.

La banca tradicional está luchando por mantener el paso de la velocidad de la innovación y vemos dos actitudes ante ello. Por un lado, instituciones que buscan desarrollar internamente capacidades y otras que han decidido tomar el riesgo de asociarse con las Fintech, cubriendo capacidades no desarrolladas y mejorar así sus servicios, con lo que están impulsando su ventaja competitiva.

 

Regulación, un imperativo para la certidumbre

Otro elemento importante en la ecuación es la falta de una regulación que dé certidumbre al funcionamiento de algunas categorías específicas de Fintech, ya sea para definir las reglas o acotar los riesgos inherentes al uso de nuevas tecnologías y su impacto. Se espera que este año se presente un robusto proyecto que, de aprobarse, podría reforzar la posición de México como cabeza del tema en Latinoamérica.

Sin duda, poner en marcha una ley que regule a las Fintech atraerá más inversionistas y con ello a más emprendedores, desatando así una nueva ola de startups y que impacte muchos más sectores de los que ya se han visto beneficiados -como energía, salud, servicios financieros, etcétera-, impulsando mayor dinamismo y competitividad.

Se espera que la inversión en las Fintech se duplique en 2017 con respecto al año anterior, cuando alcanzó los 80 millones de pesos (El Economista). A nivel global, la inversión fue de 17.4 mil millones de dólares, con China por encima de EU (7.7 vs 6.2 respectivamente)

 

Beneficios, cumplimiento y consolidación

El uso de las tecnologías financieras ha penetrado en diversos ámbitos e impulsado la creación y evolución de actividades, reduciendo sus costos, ampliando su cobertura y mejorando su eficiencia, como por ejemplo activos virtuales/criptomonedas como bitcoin y la inversión/financiamiento multitudinario de proyectos crowdfunding y crowdlending. Asimismo, otros rubros en donde las Fintech han afianzado sus servicios son: seguros, ahorro, identidad, protección de fraude, préstamos, pagos y remesas, entre otros.

Sin duda, el mayor control que el Estado desea implementar al funcionamiento de las próximamente llamadas Instituciones de Tecnología Financiera, como se contempla en el proyecto de ley que estaría por aprobarse, llevará a las Fintech a una mayor consolidación y a una relación más estrecha con sus clientes, pero al mismo tiempo esto significará una mayor obligación de cumplir con los compromisos que marque la ley, so pena de ser penalizadas o, incluso, obligarlas a dejar de operar.

*Sr. Manager de Strategy&, parte de la red de PwC

 

Contacto:

Twitter: @PwC_Mexico

Correo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

MasterCard ofrecerá su billetera inteligente en México
Por

A través de una novedosa plataforma la compañía busca sustituir al plástico y permitir pagos a través de dispositivos mó...