Los muy muy ricos pagan hasta 90 millones de dólares por comprar un penthouse (o 45,000 dólares al mes por rentar uno) en algunos de los edificios residenciales más altos del mundo.

 

Por Morgan Brennan

 

PUBLICIDAD

La torre residencial en construcción en el número 432 de Park Avenue, en Manhattan, Nueva York, contará con múltiples y lujosas comodidades para atraer a una multitud adinerada: las unidades, que comienzan en 7 millones de dólares (mdd), incluyen ascensores privados, techos de 4 metros, entradas de servicio independientes, pisos climatizados y la opción para comprar bodegas climatizadas adicionales y apartamentos para visitas. El edificio contará con una piscina de 22 metros, un restaurante privado para residentes, room service y servicio de catering, incluso servicio de chofer. Pero entre todas las sorprendentes características de la torre diseñada por Rafael Viñoly, el que seguro acaparará la mayor atención será su altura.

El rascacielos se levantará 425 metros en el aire sobre el centro de Manhattan cuando esté terminado, en 2015. A esa altura, el edificio, desarrollado por CIM Group y Macklowe Properties, será la tercera torre más alta de Nueva York sólo detrás del One World Trade Center y el Empire State Building. También se convertirá en torre residencial más alta del hemisferio occidental, eclipsando los casi 270 metros de la torre de alquiler New York by Gehry en el Bajo Manhattan, los 306 metros del One57, también de Nueva York, y los 420 metros (antena incluida) de la Trump International Hotel and Tower.

“La gente busca una buena vista. Éste será un cambio radical para el escalón más alto de Nueva York”, afirma Jarrod Guy Randolph, un corredor de bienes raíces de lujo de CORE en Nueva York que ha recorrido el centro de ventas, el cual se ha mantenido en secreto desde su discreta apertura, en marzo.

El 432 de Park Ave es el último ejemplo de una carrera hacia el cielo entre los desarrolladores residenciales de lujo. Con el mercado de la vivienda en plena recuperación, los desarrolladores están tomando los edificios multifamiliares a nuevas y asombrosas alturas, que compiten por el título de la torre más alta y por un prestigio que se traduzca en mayores retornos sobre la inversión al tiempo que ofrece las impresionantes vistas que los compradores buscan. “Lo que los desarrolladores están tratando de hacer es diferenciarse”, señala Randolph. “Lo hacen porque pueden construir tan alto como quieran y capitalizar el terreno.”

En el pasado, la mayoría de los edificios más altos del mundo fueron construidos para proporcionar espacio a oficinas, como la Willis Tower de Chicago y el Empire State. El cambio hacia la vivienda elevada comenzó hace unos 15 años, de acuerdo con el Consejo de Edificios Altos y Hábitat Urbano, cuando revivió el interés en la vida en los centros urbanos. Los ataques del 11 de septiembre apagaron la incipiente tendencia, pero sólo por un tiempo. A medida que la burbuja inmobiliaria crecía, decenas de rascacielos residenciales comenzaron a aparecer en las principales ciudades de Estados Unidos. La nueva tendencia casi se detuvo cuando estalló la burbuja y se produjo la recesión, pero ahora, mientras los desarrolladores comienzan a reconsiderar sus proyectos, sus edificios —generalmente torres de apartamentos de lujo y súper lujo orientadas a compradores globales— se están volviendo aún más altos.

En la ciudad de Nueva York, donde una cantidad finita de terrenos y una enorme población han hecho de la vida vertical algo común, la carrera para construir las casas más altas se ha calentado. Por cada torre residencial que comienza su construcción, otra, de más pisos y más metros entra en proceso de aprobación. Una vez terminada, el monolito de cristal One57 será la torre residencial más alta de la ciudad con un penthouse que abarca las plantas 89 y 90, lo que representa un contrato de más de 90 mdd. El One57 le arrebatará el título del más alto a Nueva York by Gehry, donde los apartamentos superiores del edificio de alquiler de 76 pisos cuestan 45,000 dólares mensuales. El 432 Park Ave tendrá 96 pisos, con penthouses que se comercializarán en 95 mdd. En noviembre, el desarrollador del One57, Extell, presentó una solicitud de permiso a la ciudad para construir una torre de 472 metros en la calle 57, que serán diseñada por Adrian Smith + Gordon Gill Architecture, los arquitectos del edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa.

En Miami, donde los edificios más altos gozan de planos palaciegos con vista al mar han recaudado sumas récord, una colección de nuevas torres de condominios se encuentra en diversas etapas de planificación y desarrollo, sobre todo en Brickell y el centro de la ciudad. El desarrollador Tibor Hollo anunció recientemente sus planes para levantar la Panorama Tower, un edificio de alquiler que sería terminada en 2016, que tendría 252 metros de altura, lo que la haría el edificio más alto de Florida.

A principios de este mes en Nueva York el promotor inmobiliario Markets Group dio a conocer sus planes para un edificio de 60 pisos de apartamentos de lujo de 750 metros llamado Echo Brickell. “Creo que todo el mundo quiere estar en la parte más alta de cada edificio … debido a la vista”, dice Kevin Maloney, presidente ejecutivo de PMG. “A medida que se sube en el edificio, los apartamentos suben de precio, así que estamos tratando de aprovechar la mayor cantidad de espacio posible en la base, que no tiene vista y moverlo hasta la cima donde tiene más valor.”

Valor, pero en serio. Para empezar a financiar el proyecto, PMG sacó al mercado 30 de las cerca de 250 unidades a mediados de abril. Las 30 unidades fueron reservadas en un día, dice Maloney. En los pisos superiores, que abarcarán cerca de 1,500 metros por unidad, los precios de reservación por metro cuadrado fueron de 18,830 dólares,  más del doble que los precios más altos por metro cuadrado alcanzados en el área de Brickell hasta ahora.

La tendencia de los súper rascacielos residenciales ha echado raíces en ciudades en el extranjero también. En Dubai, la nueva mega-alta Princess Tower, que fue terminada el año pasado, cuenta en la actualidad con el título de la torre residencial más alta del mundo con 101 pisos que se levantan a 413 metros de altura y tienen vista al Golfo Pérsico. En Londres, The Shard, una estructura de vidrio de uso múltiple que alberga un hotel de cinco estrellas, oficinas y 10 residencias multimillonarias, se abrió al público en febrero. A 308 metros de altura, es el nuevo edificio más alto de Europa occidental. En 2012, la Trump International Hotel & Tower en Toronto se convirtió en edificio residencial más alto de Canadá con 276 metros, incluyendo la aguja. Y una vez terminado en 2014, el Tour Odeon en Mónaco, de 170 metros, será la estructura más alta del principado, haciendo alarde de un mega penthouse de 3,200 metros cuadrados que se espera se convierta en el más caro del mundo.

En Tel Aviv, se abrirá pronto el Meier-on-Rothschild, que ofrece 37 pisos de residencias de lujo, incluyendo un penthouse de 50 millones dólares que incluye una piscina privada y un dormitorio principal con jacuzzi. La torre de 180 metros, diseñada por el “starchitect” Richard Meier y desarrollado por Berggruen Residencial, será el edificio más alto de la ciudad israelí.

“Para los desarrolladores, tiene más sentido financiero construir un proyecto más grande. Los terrenos son muy escasos y para aumentar los beneficios la única manera es ir hacia arriba”, explica Yigal Tzémaj, presidente ejecutivo de Berggruen Residential, una empresa de desarrollo inmobiliario del multimillonario Nicolas Berggruen. Él dice que la construcción más alta es ganar-ganar para todos: Los compradores pagarán más por las unidades superiores con vistas de ensueño y aislamiento elevado, mientras que los desarrolladores, en definitiva, incrementarán sus márgenes de ganancia.

Pero esas vistas de 360 grados y de varios kilómetros implican renunciar a algo. Los espacios al aire libre como terrazas y roof gardens son inexistentes a estas alturas. El 432 de Park Ave no cuenta con terrazas privadas, pero un jardín comunitario proporcionará espacio exterior y estará disponible en alquiler para eventos especiales. En el One57, el penthouse más bajo, de 1,200 metros cuadrados tendrá una invernadero cerrado.

Los desarrolladores tienen que tener en cuenta ciertos factores de construcción a la hora de construir más alto. Las propuestas pueden tomar más tiempo para ser aprobadas. En algunos casos, la autoridad aeronáutica tiene que investigar el  proyecto para asegurarse de que el edificio no interferirá con las rutas de vuelo.

También hay altos costos iniciales para los desarrolladores. Para ir más alto, primero los desarrolladores tienen que excavar más profundo, construyendo cimientos que se sumergen hasta seis pisos. Y las torres altas, especialmente las más delgadas con cimientos más estrechos, tienden a balancearse, lo cual puede ser muy perceptible, incluso de forma dramática, en los niveles superiores. Muchos edificios altos utilizan amortiguadores para contrarrestar los efectos del viento. En 432 Park Ave, los desarrolladores incorporarán cilindros gigantes cada 12 pisos que actuará como túneles de viento para minimizar el movimiento.

Ascensores ultrarrápidos y costosos también deben ser instalados, ya que los modelos regulares disminuyen su velocidad a medida que suben más, sobre todo en días de viento. Los nuevos edificios incluyen generadores de apoyo que pueden mantener los ascensores en movimiento durante un apagón.

Aún así, los más ricos del mundo están soltando sumas récord para que sus oídos se tapen por vivir a tales alturas. “Hasta cierto punto, hay una sensación de triunfo en estar tan alto. Es un símbolo de estatus”, reflexiona Zemeh.

 

Éstos son los 10 rascacielos habitacionales más altos y costosos hasta ahora:

Checa nuestra galería en Facebook.

 

Princess Tower, Dubai, Emiratos Árabes Unidos
Altura: 414 metros, 107 pisos
Desarrollador: Tameer Holding Investment
Arquitecto: Adnan Saffarini
Fecha de terminación: 2012
Precios: hasta 28.5 millones de dólares (mdd) por un penthouse de 568 m²

 

432 Park Ave, New York, N.Y., EU

Altura: 425 metros, 96 pisos
Desarrollador: CIM Group and Macklowe Properties
Arquitecto: Rafael Vinoly
Fecha de terminación: 2015
Precios: desde 7 mdd y hasta 95 millones por un penthouse de todo un piso

 

The Shard, Londres, Inglaterra

Altura: 309 metros, 95 pisos
Desarrollador: Sellar Property Group
Arquitecto: Renzo Piano
Fecha de terminación: abierto desde 2012, aunque el área habitacional aún está en construcción
Precios: desde 46 hasta 78 millones de dólares

 

Tour Odeon, Mónaco

Altura: 170 metros, 49 pisos
Desarrollador: Groupe Marzocco
Arquitecto: Alexandre Giraldi
Fecha de terminación: 2014
Precios: los departamentos con un dormitorio empiezan en 7 millones; se especula el penthouse de cinco pisos cueste 387 mdd

 

One57, New York, N.Y., EU

Altura: 306 metros, 90 pisos
Desarrollador: Extell Development Company
Arquitecto: Christian de Portzamparc
Fecha de terminación: finales de 2013
Precios: El penthouse más alto, de 1,000 m² costará más de 90 mdd

 

Echo Brickell, Miami, Florida, EU

Altura: 228 metros, 60 pisos
Desarrollador: Property Markets Group
Arquitecto: Carlos Ott
Presentación: 2014
Precios: desde 500,000 dólares hasta 8 millones por penthouses de todo un piso

 

Meier-on-Rothschild, Tel Aviv, Israel
Altura: 180 metros, 42 pisos
Desarrollador: Berggruen Residential
Arquitecto: Richard Meier
Fecha de terminación: 2014
Precios: desde 1.5 mdd hasta 50 millones

 

Trump International Hotel and Tower, Chicago, EU

Altura: 130 metros, 98 pisos
Desarrollador: The Trump Organization
Arquitecto: Skidmore, Owings and Merrill
Fecha de terminación: 2009
Precios: 32 millones de dólares por un penthouse de un piso completo

 

New York By Gehry

Altura: 265 metros, 76 pisos
Desarrollador: Forest City Ratner
Arquitecto: Frank Gehry
Fecha de terminación: 2011
Precios: 2,290 dólares mensuales por la renta de un estudio y hasta 45,000 dólares mensuales por el penthouse más grande

 

Panorama Tower, Miami, EU

Altura: 258 metros, 85 pisos
Desarrollador: Tibor Hollo
Arquitecto: Kobi Karp
Fecha de terminación: 2016
Precios: a anunciarse en 2014

 

Checa nuestra galería en Facebook.

 

Siguientes artículos

Brasil va por más terreno en comercio mundial
Por

Dilma Rousseff espera que un aumento en el intercambio comercial saque a la mayor economía de América Latina de una reci...