La descarbonización, descentralización y digitalización son las tres tendencias que están marcado terreno en el tema de energía y tecnología según Carlos León de Garay, vicepresidente de Schneider Electric Centroamérica.

Esta afirmación la realizó durante el marco del I Congreso Latinoamericano Sostenibilidad, Ecología y Evolución celebrado el pasado sábado 27 de septiembre de este año.

Las tres tendencias son más conocidas como “energía en 3D” y se estima que pondrán fin al modelo tradicional que solo permitía la generación centralizada y la distribución en una única dirección para un consumidor pasivo debido a la evolución del sector energético.

“Es cuestión de tiempo para que las energías alternativas se desarrollen tanto como las tradicionales, y cuando esto ocurra podría probarse que el desarrollo masivo de la generación distribuida es más rentable que cualquier otra fuente de producción y distribución eléctrica”, sostuvo el vicepresidente Garay.

PUBLICIDAD

Schneider Electric, la compañía europea de talla internacional especializada en la transformación digital en gestión energética y automatización, se asoció con Greenbiz para realizar un estudio de los programas corporativos sobre energía y sustentabilidad, con el fin de que las empresas tomen medidas ante este cambio.

En el documento realizado a 240 grandes empresas con ingresos de 100 millones de dólares (mdd) o más de todo el mundo, se revela que la mayoría de las organizaciones no se han integrado y capacitado en los temas de descentralización, descarbonización y digitalización para sus programas de energía y sustentabilidad.

En el estudio se exponen 5 áreas de oportunidad para que las empresas implementen la energía 3D en sus sistemas:

  • Una visión distorsionada de colaboración: Las decisiones que toman en las organizaciones sobre la energía y sustentabilidad no están bien coordinadas con los equipos y departamentos relevantes, hay un desafío importante en la cooperación interdepartamental.
  • Gestión de datos: El manejo de datos descentralizados presenta un desafío para integrar esfuerzos de reducción de energía y emisiones de carbono. El 45% de los participantes declaró que los datos organizacionales están altamente descentralizados y se manejan a niveles locales o regionales.
  • Una falsa sensación de seguridad en el futuro: La mayoría de las empresas siguen basándose en enfoques convencionales sobre la gestión energética y la acción climática. Las brechas en innovación son más complicadas por la limitada coordinación entre los departamentos de compras, operaciones y sustentabilidad, así como por la deficiente recopilación e intercambio de datos.
  • Una visión común sobre energías renovables. Actualmente, la tecnología de producción de energías limpias está al alcance de cualquier organización y hace sentido como fuente de ahorro económico.
  • Nuevos modelos de ROI energético. Los modelos de toma de decisión, con base en la energía e impacto ambiental, se están incorporando, en los análisis de largo plazo de las organizaciones.

Te puede interesar: Nicaragua denuncia “intervencionismo” de Estados Unidos

El documento también detalla que el 85% de los encuestados se encuentra tomando planes de reducción de carbono para los próximos tres años y que los proyectos que se han iniciado o están en vías de desarrollo distorsionan la conservación de energía, agua y desechos.

Son pocas las organizaciones que se encuentra impulsando estrategias y tecnologías avanzadas para gestionar la energía y las emisiones.

La energía se está descentralizando, y las nuevas tecnologías permiten digitalizar los datos, y tomar decisiones más rápidas, que satisfagan sus objetivos corporativos, no solo económicos, sino ambientales y de responsabilidad social.

Muchas compañías están mirando estas megatendencias para encontrar nuevas formas de ahorrar dinero y cumplir los objetivos de sostenibilidad; el reto es avanzar a la velocidad del cambio.

 

Siguientes artículos

Panamá busca mayor acercamiento con calificadoras
Por

Panamá perdió muchas de estas corresponsalías hace algunos años cuando entró en la lista de países no cooperadores del G...