En medio de esta locura, México vive obstinado los cambios al gabinete, y olvida que estará en elecciones permanentes los próximos tres años, situación inaudita en la historia del país.

 

Algo está pasando a nivel mundial, y dirían algunos clásicos que los 4 jinetes del apocalipsis, al parecer, andan sueltos. La economía mundial está de cabeza, las bolsas de valores suben y bajan teniendo al filo de la histeria a todos los inversionistas mundiales, de los precios de las monedas ni qué decir, las fluctuaciones y su paridad con los precios del petróleo vuelven locos a los ministros de finanzas y banqueros centrales de todos los países. Las crisis de los países pobres europeos generaron rescates multimillonarios más por necesidad que por gusto, y esto hace que se necesiten recursos extras para afianzar sus débiles economías.

En medio de esto, África enfrenta una terrible hambruna y un ya casi éxodo de su población tratando de llegar de cualquier manera a las costas europeas para evitar la muerte por asedio o por hambre. En otras latitudes, Siria, específicamente, la locura del movimiento yihadista atenta contra la cultura mundial haciendo explotar las ruinas de siglos de antigüedad y decapitando igual a arqueólogos o a periodistas anteriormente raptados. Lo más grave es que el mundo ya se empieza a acostumbrar a este tipo de ejecuciones y nadie toma cartas en el asunto.

PUBLICIDAD

Aunado a esto, los macabros hallazgos de migrantes muertos en un camión en carreteras de los Balcanes desnudan un gran problema que Europa había subestimado y empieza a rebasarlos, obligándolos a sentarse a la mesa a tomar decisiones por primera vez en conjunto sobre la migración hacia su continente.

Los chinos también enfrentan una gran desaceleración de su economía, y las recientes explosiones en el puerto de Tianjin dejan al descubierto debilidades en los protocolos de manejo de mercancías, lo que podría dar señales de que su crecimiento está rebasando sus capacidades, mientras que por otra parte sus índices de pobreza extrema están llegando ya a cien millones de chinos.

Estados Unidos no se salva de esta locura que atraviesa todo el mundo, cuando a personas dañadas, mental o moralmente, se les ocurre asesinar a otras. Todo esto, en medio de grandes movimientos racistas que han enfrentado a poblaciones enteras contra la policía. Todo esto queda al centro de las elecciones primarias de ambos partidos para nominar a sus candidatos a la presidencia, lo que ha generado grandes campañas mediáticas en que Donald Trump, con sus declaraciones en contra de migrantes, ha levantado el nacionalismo racista y en percepción supuestamente está ganando la batalla con declaraciones explosivas en contra de Jeff Bush y los demás candidatos republicanos, y de paso está, de alguna manera, opacando a Hillary Clinton y a los demócratas.

América Latina no canta mal las rancheras. Brasil, con sus problemas de corrupción y el sorpresivo anuncio de Lula de querer regresar a la escena política; Venezuela, al borde del conflicto fronterizo con Colombia como una salida para distraer sus problemas internos, y Evo Morales ya endiosado como dirigente boliviano; ello, aunado a los problemas argentinos en la preparación de sus futuras elecciones, hacen que la región, de alguna u otra manera, enfrente los impactos de la crisis mundial que padecemos.

Por nuestra parte, estamos sufriendo con la incertidumbre del tipo de cambio, el petróleo por los suelos, enfrentaremos ajustes en los presupuestos del gobierno, altos niveles de inseguridad y corrupción. Mientras, todos están obstinados en sólo ver los cambios en el gabinete con la exclusiva visión para el 2018, olvidándose que México estará en elecciones permanentes durante los próximos tres años, situación inaudita en la historia del país.

Todo esto es parte de la transformación mundial que estamos enfrentando. La democratización de todas las cosas, la economía, la innovación y la comercialización están cambiando el modelo tanto del capitalismo como del sistema democrático, por lo que sólo me restaría decir que el mundo oficialmente está en una severa crisis, y no veo que alguien tenga la voluntad de sentarse a discutir el futuro el mundo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: Marco V. Herrera / El Marco del Poder

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Instagram añade servicio de mensajes directos
Por

La actualización de Instagram, que tiene más de 300 millones de usuarios, es el más reciente paso en una batalla que se...