En sólo seis años, el valor de esos mercados subió exponencialmente. En Brasil se incrementó 369%, en India 499%, Rusia lo hizo en 630%, y en China 201%, según una estimación de Goldman Sachs en 2007.

 

Por Francisco Muciño

 

PUBLICIDAD

Muchos saben que el boom de inversión en los mercados emergentes de la década pasada está llegando a su fin. La desaceleración del crecimiento estructurado de sus economías fue la primera señal, el retiro paulatino de los estímulos monetarios en Estados Unidos anunciado el año pasado fue la advertencia.

Desde que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos decidió retirar paulatinamente su programa de estímulo monetario, los emergentes están pasando turbulencias en sus divisas por las salidas de capitales. Pero el reto mayúsculo que enfrentarán será cuando se endurezca la política monetaria del banco central y suban las tasas.

“Hemos visto un flujo de salida importante de los mercados emergentes, este migración viene de la mano de la expectativa del retiro de estímulos del banco central en Estados Unidos; creemos que vendrán en la primera mitad de 2015”, comenta en entrevista Mónica de La Grange, economista en jefe de Banca Privada de UBS México.

 

El ladrillo se resquebraja

Jim ONeill, economista de Goldman Sachs, inauguró en noviembre de 2001 el boom de los emergentes acuñando el término BRIC. En sólo seis años, el valor de esos mercados subió exponencialmente. En Brasil se incrementó 369%, en India 499%, Rusia lo hizo en 630%, y en China 201%, según una estimación del mismo banco en 2007.

Los BRIC y otras economías lideraron la recuperación tras la crisis financiera de 2008, pero los mismos bancos de inversión señalan que este modelo se agota, sobre todo, cuando empiezan a verse las diferencias entre países. “En nuestra opinión, los inversionistas están moviendo su dinero porque el lento crecimiento de las economías desarrolladas puso al descubierto las debilidades de muchas economías emergentes orientadas a la exportación”, agrega Morgan Stanley. También apunta que a nivel mundial, los fondos de capital de esos mercados han sufrido un récord de 18 semanas consecutivas de retiro de inversiones con valor de 41,000 mdd.

A pesar del retiro de flujo de los emergentes, “no quiere decir que éste vaya a ser definitivo ni que los inversionistas van a sacar todo el dinero que tienen en los mercados de países emergentes”, aclara Mónica de La Grange. Pero las oportunidades en esos mercados, serán cada vez, más escasas.

 

Siguientes artículos

El futuro de la monarquía española
Por

La abdicación del rey Juan Carlos a la corona española abre la oportunidad al príncipe Felipe de llevar el cetro con res...