Desde hace seis años, Forbes México celebra a las mentes más brillantes y creativas del país en distintas disciplinas: desde el cine y el arte objeto, hasta la literatura, la arquitectura o la gastronomía.

No importa en qué o cómo, estas personalidades deslumbran por una pasión que pone el nombre de México en alto alrededor del mundo.

En cara a la develación de nuestra siguiente portada el próximo 22 de noviembre, te presentamos un recuento de los personajes mexicanos que han protagonizado nuestro listado.

(Foto Forbes México)

Alfonso Cuarón, 2013

PUBLICIDAD

Rompió récords y esquemas al convertirse en el primer mexicano en conseguir el Oscar a ‘Mejor Director’ en 2014, y ganar otras 6 estatuillas por el proyecto más personal y ambicioso de su carrera hasta ahora: Gravity.

Conocido por su sofisticada dirección mediante avances tecnológicos en el séptimo arte, es considerado el hijo pródigo del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y un líder imbatible y voz crítica contra el gobierno dentro de, lo que podría ser considerada, la generación de directores y cineastas latinoamericanos más influyentes del siglo XIX.

Y aunque se ha tomado con mesura el éxito y el reconocimiento mundial, Cuarón piensa que la riqueza de la creatividad no se mide en capital, y que “es incómoda porque vivimos en una sociedad donde las ganancias tienen que ser inmediatas, y las autoridades piensan: ‘¿Qué política me va a dar invertirle a las ideas de un chavo?”.

Su más reciente película, ‘Roma’,fue ganadora del León de Oro en el Festival de Venecia y llegará muy pronto a México, aunque no se proyectará en salas comerciales.

Guillermo del Toro

(Foto: Jason Gordon)

Guillermo del Toro, 2014

Se coronó como uno de los mejores directores mexicanos, idolatrado y respetado en todo el mundo y una de las 100 personas más influyentes en el mundo, según la revista Time, tras ganar cuatro premios Óscar por “The Shape of Water”, incluidos ‘Mejor Película’ y ‘Mejor Dirección’

Su afición y amor por los monstruos tiene el afán de reflexionar sobre la diversidad y la vulnerabilidad humana, misma que nos acerca a aceptar que cada uno de nosotros tiene una conexión profunda e innegable con quienes son diferentes: el otro.

Construyó su carrera entre “chingadazos” desde que era estudiante, y es fiel creyente de que los jóvenes deben cumplir sus metas a pesar del fracaso.

Ahora, Del Toro regresa de la mano de Netflix para dirigir la serie de terror: 10 After Midnight y para revivir un clásico de los cuentos infantiles: Pinocho.

 

(Foto: Fernando Luna/ Forbes México)

Gabriel Orozco, 2015

Reconocido como uno de los mexicanos más influyentes en el mundo del arte contemporáneo -y el más cotizado a nivel internacional-, Orozco, de origen veracruzano, ha exhibido sus obras en importantes museos como el Tate Modern de Londres y el Guggenheim de Nueva York. Sus piezas Roto Spinal (2005), Naturaleza recuperada (1990), Samurai Tree (Invariant Gold 2) (2005), están entre las nueve obras mexicanas más caras del mundo.

Esta año, Orozco regresó a la escena pública con una exhibición en la galería Marian Godman en Nueva York luego de cuatro de años de vivir en Asia.

Para impulsar su creatividad, Orozco apuesta por no atarse a ninguna rutina, a “empezar de nuevo” con cada proyecto que emprende.

(Foto: Julio Hernández / Forbes México)

Diego Luna, 2016

A sus 38 años, Luna es uno de los actores mexicanos con mayor proyección internacional. Inmerso en el mundo del espectáculo desde pequeño, en poco tiempo saltó del cine a la televisión, para después dirigir y coescribir algunos de sus propios proyectos.

Su talento y disciplina lo han llevado lejos, hasta una galaxia muy muy lejana, cuando en 2016 protagonizó Rogue One, la precuela de Star Wars. Recientemente anunció que protagonizará la serie televisiva de la saga de Disney.

Para el joven “charolastra” y Cassian Andor, la creatividad va de la mano de la curiosidad y de “perderle el miedo al miedo”.

(Foto: Fernando Luna Arce / Forbes México)

Francisco Toledo, 2017 

Es uno de los artistas mexicanos más fecundos de la época moderna y reconocido en 1998 con el Premio Nacional de las Artes por su labor incansable en el ámbito creativo y su activismo a favor de la naturaleza, los derechos civiles y el patrimonio histórico, mismo que lo llevó a protestar contra la apertura de un McDonald’s en el centro histórico de Oaxaca en 2002 con una “tamaliza” colectiva y a ganar esta batalla contra el gigante mundial de las hamburguesas.

Con 50 años de creación ininterrumpida, es fácil de reconocer. Su barba poco uniforme y cabello cano enmarañado son inconfundibles. Declarado enemigo de las definiciones y los métodos, se le reconoce por haber fundado espacios como el IAGO, el Centro de las Artes de San Agustín y el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo, entre otros en donde se preparan jóvenes promesas de la pintura, escultura, dibujo, fotografía, cerámica y diseño.

Pinturas, esculturas y grabados llevan implícitas su afán de “hacer ver a la gente las injusticias del gobierno, de grupos religiosos y de ciertos líderes” a través del arte, la forma en que lo valora, asegura, es muy subjetiva y tiene que ver con “la emoción que un cuadro le despierta”.

Espera próximamente nuestro listado de Los Mexicanos Más Creativos 2018 en nuestra edición de diciembre.

 

Siguientes artículos

30 menores de 30: los millennials que están cambiando el mundo en 2019
Por

Nuestro listado es una selección dinámica de líderes diversos que comparten el mismo objetivo audaz: cambiar el mundo. E...