En el Foro Económico Mundial (WEF) América Latina 2015 no todo sucedió en los salones de sesiones.

 

Por Ismael Jiménez y Uriel Naum

 

PUBLICIDAD

En los pasillos del Centro de Convenciones ocurrieron reuniones “informales” que se convertirán en negocios. Por ejemplo, directivos de Cine Pop platicaron con Eduardo Coello, Vicepresidente Senior de Visa Latinoamérica y El Caribe, sobre reuniones para cerrar posibles contratos de financiamiento, así como ejecutivos de KIO Networks se reunieron para cimentar las bases de una alianza con la inglesa British Telecom, que dirige en México y Centroamérica Jorge Marchena.

En una mesa lejana del bullicio, sobresalió la reunión de la secretaria de Turismo de México, Claudia Ruiz Massieu, con sus pares de Japón, a quienes les enseñó un tríptico con el mapa de algunos de los principales destinos turísticos del país.

Pareciera no  ser una estrategia errada de la funcionaria, pues a pesar de que los turistas japoneses se encuentran en el top ten de los que más viajan en el mundo, en México apenas se reciben, solo por vía aérea, cerca de 100,000 al año, muy lejos de los más de 8 millones de estadounidenses que visitan el país anualmente o los casi 2 millones que provienen de Canadá.

Vale señalar que los japoneses están entre los turistas extranjeros que más gastan en México, 3,616 dólares en promedio, mientras que el gasto de los visitantes de Estados Unidos apenas se acerca a los 1,100 dólares, según informes de la Secretaría de Turismo.

Sin lugar a dudas, el evento fue  un buen escenario para los negocios, desde fondos de inversión como BlackRock, que intenta potenciar inversiones en infraestructura en América Latina, hasta para millennials que buscan emprender proyectos de inclusión social, como la guatemalteca Bibi la Luz González, de Global Shapers, quien aprovechó el WEF para reunirse con los cerca de 500 integrantes que conforman esta red alrededor del mundo.

 

Siguientes artículos

Fracasan dos de cada tres proyectos móviles en México
Por

Aunque 84% de las empresas han desarrollado al menos una aplicación móvil, 16% ha fracasado y 38% están en proceso de lo...