La integración de la Guardia Nacional como una institución de corte militar, y no como una fuerza civil, es el verdadero origen de las protestas de integrantes de la Policía Federal por los métodos de incorporación a la Guardia Nacional y los señalamientos de Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, en torno a que dichas manifestaciones tienen un trasfondo político y económico. 

Alejandro Madrazo Lajous, profesor investigador del programa de Política de Drogas del CIDE, advierte que aunque en el Congreso de la Unión se estableció la integración de una institución de carácter y con mando civil, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en realidad está construyendo una institución militar. 

Te recomendamos: Policías federales insisten en que se respeten sus derechos laborales

“El presidente está construyendo una extensión del ejercito y la está etiquetando Guardia Nacional. Lo que nosotros estamos viendo deriva de esa violación constitucional originaria, lo que los policías están diciendo es que no querían ser militares. Por otro lado sus derechos laborales están siendo violados en forma diferenciada, a los soldados se le están respetando sus prestaciones, a los soldados no se les va a hacer controles de confianza a los policías sí”, apuntó el académico. 

Este miércoles, un grupo de elementos de la Policía Federal de manifestaron en diferentes vías de comunicación de la Ciudad de México, como muestra de su inconformidad por la metodología de su integración a la Guardia Nacional y con ello la posible pérdida de algunos de sus derechos laborales. 

López Obrador afirmó que detrás de estas manifestaciones “hay mano negra”, en tanto que Durazo afirmó que las protestas están siendo encabezadas por personas que se han beneficiado de la corrupción en la corporación e incluso intereses políticos; además señaló que el ex presidente Felipe Calderón busca sacar provecho del conflicto. 

“Es evidente que hay interés político y que todo mundo quiere sacar raja, empezando por el secretario Durazo al decir que solamente es un asunto político y obviar la dimensión constitucional que es la violación abierta a la constitución al crear una institución castrense subordinada a la Secretaría de la Defensa en lugar de una institución policiaca civil y negar que hay una cuestión de derechos laborales que ni se les ha respetado ni se les ha comunicado, se les ha denostado públicamente en la parte laboral”, dijo Madrazo Lajous. 

Lee también: Durazo: detrás de protestas de policías hay oportunistas y corruptos

Sin embargo, más que el cruce de declaraciones es importante enfocarse en la violación constitucional que se está fraguando con la puesta en marcha de la Guardia Nacional. 

“Tan es una institución militar que se inauguro en instalaciones militares (Campo Marte), que se pudo clausulas para que  solamente los mandos pudiesen ser militares con antigüedad de entre 20 y 30 años y que casualidad que la policía federal tiene 20 años de haberse constituido. Y hoy Durazo lo admitió cándidamente que no hay civil que los militares vayan a obedecer”, señaló el especialista. 

En ese sentido señaló que cada día es más evidente que al Ejecutivo Federal no le importa la reforma constitucional recientemente aprobada que indica que se debe de tratar de un organismo de carácter civil. 

“Se creo una excepción transitoria muy larga de cinco años, para que el ejercito directamente realice tareas de seguridad pública, pero no para militarizar la guardia nacional, el ejercito podría realizar tareas de seguridad publica amparado en el articulo quinto transitorio, pero como ejercito, no disfrazándose de guardia nacional  y colonizando a la institución con una lógica militar que no le corresponde”, detalló. 

Te puede interesar: Las alternativas para los policías federales que no desean ir a la Guardia Nacional

 

Siguientes artículos

INE planea sancionar a partidos por irregularidades en pasadas elecciones
Por

La Comisión de Fiscalización del INE planea sancionar con 85.5 millones de pesos a partidos y candidaturas por irregular...