El sector de las Tecnología de la Información y Comunicación (TICs) es bastante pequeño de la economía. Su proporción en el PIB es de alrededor del 6 % en los países miembros de la OCDE y considerablemente menor en los países en desarrollo, destaca el estudio del Banco Mundial, Dividendos digitales panorama general.

El estudio destaca que el Internet permite la participación de muchas empresas pequeñas en el comercio mundial, asimismo, apoya a que el capital existente sea más productivo, lo que aumenta la eficiencia y,  al alentar la competencia, fomenta la innovación.

“Al igual que la energía o el transporte, Internet se ha convertido en una parte esencial de la infraestructura de los países, y en un factor de producción en casi cualquier actividad de toda economía moderna”, dice el estudio Dividendos digitales panorama general.

Estas son cuatro formas en que el internet impulsa la economía

1. Expansión del comercio

Internet permite la exportación productos a más mercados, a menudo por empresas más jóvenes. Con un aumento del 10 % del uso de internet en el país exportador, el número de productos comerciados entre dos países aumenta un 0.4 %. Un aumento similar del uso de internet en dos países incrementa en un 0.6 % el valor promedio por producto del comercio bilateral entre ambos.

En el otro extremo del espectro, las empresas comercian en sitios de comercio electrónico a nivel mundial tales como Alibaba en un mercado en línea que podría llegar a más de 6 billones de dólares en los próximos cinco años. Las plataformas en línea superan los problemas de confianza e información mediante el uso de sistemas de comentarios y calificaciones, y el ofrecimiento de mecanismos de garantía y resolución de disputas. La facilitación del comercio de productos intermedios fomenta aún más la “desagregación” de los procesos de producción, no solo en los mercados de bienes sino también en los de servicios.

2. Mejora de la utilización del capital

Tal vez la mayor contribución al crecimiento proviene del hecho que internet reduce los costos y, en consecuencia, aumenta la eficiencia y la productividad de la mano de obra en prácticamente todos los sectores de la economía. Una información más adecuada ayuda a las empresas a utilizar mejor la capacidad existente, optimiza la gestión del inventario y de la cadena de suministro, reduce el tiempo de inactividad de los bienes de capital, y disminuye el riesgo. En el rubro del transporte aéreo, complejos algoritmos para las reservas de billetes y la fijación de precios aumentaron los factores de carga en alrededor de un tercio en los vuelos internos de los Estados Unidos entre 1993 y 2007. La empresa de entrega de paquetes UPS es reconocida por el uso inteligente de algoritmos en la determinación de las rutas para evitar los virajes a la izquierda, con el consiguiente ahorro de tiempo y de aproximadamente 4.5 millones de litros de gasolina al año. Muchas tiendas ahora integran a sus proveedores en la gestión de las cadenas de suministro en tiempo real para mantener bajos los costos de inventario.

3. Fomento de la competencia

Cuando los servicios basados en Internet totalmente automatizados reducen los costos marginales de transacción prácticamente a cero, las consecuencias para la estructura del mercado son un tanto ambiguas. Costos marginales bajos implican grandes economías de escala, que favorecen los monopolios naturales. En el mundo fuera de Internet, dichos sectores —por ejemplo, el de producción de electricidad— suelen requerir algún tipo de regulación para proteger los intereses de los consumidores. Sin embargo, las características de los servicios basados en internet también podrían alentar la competencia. Por ejemplo, los sitios web de comparación de precios deberían reducir los precios para los consumidores, pero los datos disponibles muestran la persistencia de la dispersión de precios en Internet, en parte debido a que las empresas se están poniendo más astutas en la discriminación de precios, al ofrecer precios diferentes a diferentes consumidores sobre la base de su historial de búsquedas, su ubicación geográfica u otra información recabada acerca de los compradores.

4. Ingreso en el mercado.

Las empresas en línea pueden iniciar actividades y crecer con rapidez y con relativamente poco personal o poca inversión de capital. Los servicios de informática y almacenamiento de datos que se pueden arrendar en la nube reducen los costos de inicio de actividades y permiten a las empresas agregar capacidad a medida que se hace necesario, lo que también reduce el riesgo para los inversionistas. Aunque muchas firmas de Internet parecen funcionar en mercados separados, la mayoría de ellas, si no todas, compiten con firmas que no operan a través de Internet.

Las aplicaciones de mensajería instantánea compiten con las empresas de telecomunicaciones; los motores de búsqueda y los sitios de los medios sociales compiten con los medios tradicionales por obtener ingresos en concepto de publicidad; las empresas de comercio electrónico compiten con las empresas que tienen establecimientos físicos, y el dinero móvil compite con los bancos tradicionales. Las innovaciones que crea esta competencia entre firmas que operan a través de Internet y las que no lo hacen generalmente benefician a los consumidores, sobre todo cuando los mercados fuera de Internet están distorsionados.

 

Siguientes artículos

Alza gasolinas
Alzas en gasolinas y pollo aceleran inflación a 3.3% en junio, más de lo esperado
Por

El índice de precios al consumidor arrojó una tasa anual de un 3.33%, comparado con un 2.84% en mayo, según datos del In...