Hoy hay más gadgets o dispositivos electrónicos que nunca en los hogares. A pesar de eso. Gracias a nuevas tecnologías como los focos LED y el desarrollo de dispositivos de cómputo más pequeños ha sido posible ver una disminución en el consumo de energía en el promedio de los hogares de Estados Unidos. Hoy en día la energía consumida por grandes televisores o por computadoras que utilizan más energía para procesar y almacenar información, ha cambiado a cargar baterías en dispositivos más pequeños.

La Administración de Información sobre Energía de los Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) dio a conocer un estudio de cómo han bajado las ventas de energía per cápita promedio en EU a partir del 2010. De acuerdo con sus estudios ha habido una disminución del 7% sostenido en ventas de electricidad residencial por persona en los últimos seis años. Dicha disminución representa una disminución del 3% sostenido a lo largo de seis años en las ventas totales de electricidad residencial en el vecino país del norte.

Image: eia.gov

En los últimos años hemos cambiado computadoras de escritorio por laptops y algunos se han incluso acostumbrado a utilizar tablets tanto para trabajar como para consumir contenido. La venta de smartphones en los últimos siete años ha pasado de 200 millones a más de mil millones en los últimos ocho años, de acuerdo con Telecom Trends International. Estamos agregando estos nuevas herramientas más eficientes en el consumo de energía y también cambiando la forma de consumir información en el hogar.

Algo importante a destacar de todo esto es que uno de los factores que más influye en la variación de consumo de energía es el clima. Cuanto más calor más consumo de aire acondicionado, cuanto más frío más consumo de energía por calefacción. Aún con el cambio climático, temperaturas que aumentan y gélidos inviernos, estos resultados se han dado.

PUBLICIDAD

Es esperanzador el ver un crecimiento en generación de empleos, así como en cierta independencia económica, gracias a una mayor adopción de nuevas tecnologías para la generación de energía renovable, así como para su almacenamiento. También el que hoy un foco pueda ser más eficiente al utilizar tecnología LED y el que estemos utilizando dispositivos de menor tamaño para consumir contenidos y trabajar, sin duda ayuda.  Así como el almacenamiento en la nube, que ayuda a reducir el costo de energía para almacenamiento y se puede dedicar más energía solo al procesamiento de datos.

Todavía hay caminos interesantes que recorrer en cuanto la eficiencia energética. Hay que mantener un ojo en cuanto a la adopción de más dispositivos conectados en los hogares dentro del esperado Internet of Things. También ver que se pueda cumplir de formas más sostenibles el cambio a motores eléctricos, mientras se van adoptando y se deja a un lado los que hoy consumen más energía al quemar hidrocarburos para moverse. Es alentador ver resultados en cuanto a disminuir la demanda energética, pero falta mucho todavía por hacerse.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ricardoblanco

G+: ricardoblanco

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Corea del Norte revela plan de ataque en contra de Estados Unidos
Por

En respuesta a las más recientes amenazas en su contra, Norcorea reveló los detalles del plan de ataque contra Guam que...