Por Fernanda Celis, María Fernanda Navarro e Israel López Linares

La escena se repite en diversas gasolineras de la Ciudad de México: largas filas de autos y conductores preocupados por llenar sus tanques; sin embargo, más que un desabasto generalizado, lo que se registra son compras de pánico.

Éstas, a su vez, están causando que se termine el combustible en los puntos de venta, aseguraron despachadores.

En recorridos hechos por diversas zonas de la ciudad la tarde de ayer y este miércoles se constató que las estaciones han tenido suministro de gasolina, aunque disminuido, ya que de cuatro pipas al día, por ejemplo, sólo han recibido una.

Tal es el caso de tres gasolineras de Polanco; dos de ellas tienen sólo gasolina Premium, pues la Magna se les terminó por la mañana ante la alta demanda y prevén que si ésta sigue así, se les agote lo que tienen hoy por la tarde; en un caso, sólo están vendiendo 350 pesos de gasolina por cliente.

Despachadores coinciden en mencionar que Pemex les ha informado que sí hay combustible, pero pipas son las que hacen falta para poder surtir más.

Una de estas dos gasolineras y la tercera recibieron hoy una pipa por la mañana.

Situaciones similares viven estaciones en las zonas de San Juan de Aragón y Santa Cruz Atoyac, al oriente y sur de la ciudad; aunque si bien, diversas gasolineras han tenido que cerrar ante la falta de combustible.

En la gasolinera ubicada en la colonia Casas Alemán, en la zona de San Juan de Aragón, gente llegó a pie a comprar gasolina ayer por la noche. (Foto: María Fernanda Navarro / Forbes México)

De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, de 439 estaciones de
servicio, sólo 17 han suspendido el servicio por falta del combustible. Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró hoy que 40 gasolineras dejaron de abastecer combustible ayer porque se les terminó.

No te pierdas: Comercios en CDMX, sin problemas por desabasto de gasolina: Canaco

Las filas en la capital comenzaron a hacerse visibles ayer, tras el lanzamiento a finales del año pasado de una ofensiva del presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir el extendido robo de combustible, que incluyó el cierre de ductos de Pemex y la distribución a través de pipas.

A esto se sumó una fuga registrada en el ducto Tuxpan-Atzcapotzalco, informó este mañana el mandatario.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, reiteró este miércoles que el país no tiene problemas de desabasto de gasolinas sino de distribución y que las 74 terminales de Pemex fueron llenadas desde el 20 de diciembre.

La funcionaria agregó que el cierre de ductos inició el 27 de diciembre y que el plan es vigilar el flujo de productos a través de los mismos para detectar si son “ordeñados” y cerrar las válvulas si baja la presión, un protocolo que aseguró no se aplicaba en el pasado, sino hasta que la nueva administración tomó el control de la empresa en diciembre.

En un llamado a la calma, Nahle dijo que unas 5,000 pipas están trabajando para la distribución.

La secretaria dijo que no podía dar una fecha “próxima o lejana” para normalizar la situación, pero aseguró que “hay suficiente gasolina en refinerías y terminales”.

Con información de Reuters

Lista de gasolineras cerradas que circula en WhatsApp es ‘fake news’: SSC

 

Siguientes artículos

Invertir en almacenamiento estratégico, solución al huachicoleo: académico
Por

Un especialista del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM resaltó que el huachicoleo es un problema que se...