Moody’s  alertó que la brusca reducción en las transferencias de convenios y de otro tipo ocasionaría que algunos estados tomen mayor endeudamiento.

 

El proyecto de presupuesto 2016, enviado al Congreso de la Unión, ejercerá presión para las fianzas públicas de los estados, debido a que se recortaría en 23.58% los convenios y otras transferencias que se utilizan para financiar los proyectos de infraestructura de las entidades federativas, indicó Moody’s.

PUBLICIDAD

“Estas transferencias sirven efectivamente como sustituto de deuda, y con la magnitud de esta caída en transferencias federales, los estados probablemente tendrán que incrementar su apalancamiento para financiar esos proyectos” señaló el analista de Moody’s, Francisco Vázquez-Ahued.

La calificadora indicó que los estados cuyas transferencias por convenio aumentaron más entre  2010 y 2014 fueron Guerrero, Baja California Sur y Quintana Roo.

Las transferencias de aportaciones, que están etiquetadas para servicios públicos básicos, están proyectadas para crecer 4.3% según el proyecto de presupuesto, ligeramente debajo de la tasa de crecimiento anual compuesta que mostraron en 2010-14 de 6.5%, explicó Moody’s.

La firma alertó que la brusca reducción en las transferencias de convenios y de otro tipo ocasionaría que algunos estados tomen mayor endeudamiento o que utilicen sus reservas para financiar proyectos de infraestructura.

 

Siguientes artículos

OCDE prevé más recortes a su estimación de crecimiento global
Por

En junio, la OCDE redujo su proyección de crecimiento para el 2015 a 3.1% desde 3,7%  que había pronosticado en noviembr...