La querella se basa en indicios de que Messi y su padre habrían creado un entramado de sociedades pantalla en paraísos fiscales para pagar menos por los derechos de imagen del jugador.

 

Reuters

MADRID – El futbolista del Barcelona Lionel Messi y su padre, fueron acusados el miércoles por autoridades fiscales españolas por un presunto delito de fraude fiscal, por más de cuatro millones de euros (unos 5.3 millones de dólares), pero el astro argentino negó cualquier acción inapropiada.

PUBLICIDAD

La Fiscalía acusa al delantero argentino, considerado como el mejor futbolista del mundo, y a su progenitor, Jorge, de defraudar el millonario monto en las declaraciones del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) de 2007, 2008 y 2009.

Las autoridades investigan a los Messi desde 2005.

“Nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española. Algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna”, dijo Messi en su página oficial de Facebook.

“Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación”, agregó.

La querella se basa en indicios de que Messi y su padre habrían creado un entramado de sociedades pantalla en paraísos fiscales para pagar menos por los derechos de imagen del jugador, se acuerdo con José Miguel Company, portavoz de la fiscalía de delitos económicos de Cataluña.

En caso de ser hallados culpables, Messi y su padre podrían afrontar hasta cuatro años de prisión.

“La estrategia (consistía) en simular la cesión de sus derechos de imagen a sociedades puramente instrumentales radicadas en paraísos fiscales (Belice, Uruguay)”, dijo la querella a la que tuvo acceso Reuters.

“(…) complementariamente, formalizar contratos de licencia, agencia o prestación de servicios entre aquellas sociedades y otras también instrumentales domiciliadas en jurisdicciones de conveniencia (Reino Unido, Suiza)”.

Por este sistema, el futbolista habría defraudado cuotas de IRPF por valor de más de un millón de euros en el ejercicio 2007, más de 1.5 millones de euros en 2008 y de nuevo por  más de 1.5 millones de euros en 2009, según la querella.

La trama habría comenzado cuando el futbolista era menor de edad en 2005, según la Fiscalía, aunque la querella se ha presentado por los ejercicios fiscales de tres años.

 

Siguientes artículos

EU extiende prórroga a Exxon para revisión de oleoducto
Por

La petrolera recibió una extensión del gobierno estadounidense para realizar otra serie de pruebas  y corroborar que la...