Los agentes han sumado un tramo de 20 años al acuerdo para satisfacer la demanda de inversionistas 

 

Reuters

El Gobierno de México ha iniciado el último día de promoción de un bono Samurai por 60,000 millones de yenes (592 millones de dólares) en tres tramos.

Los agentes han sumado un tramo de 20 años al acuerdo para satisfacer la demanda de inversionistas de títulos a plazos más extensos que paguen un cupón más alto.

Se espera que el tramo alcance los 12,300 millones de yenes con un cupón de 2.57% y sería el bono Samurai de más largo plazo desde al menos la crisis financiera del 2008, de acuerdo a los bancos vinculados al acuerdo.

La guía para el tramo a tasa fija a cinco años por 33,300 millones de yenes estaría ubicada en un rendimiento de 50 puntos básicos sobre la tasa ofertada para swaps en yenes. Esa cifra se encuentra en el piso de la guía previa de un rango de 50 a 55 puntos base.

El tramo a 10 años, que sería el primero de ese tipo para un bono Samurai mexicano, tendría un rendimiento de 70 puntos base sobre swaps, también en el piso del rango estimativo previo de 70 a 75 puntos base de diferencial.

El tramo a tres años fue descartado porque no hubo suficiente demanda.

Se espera que los papeles sean colocados el martes.

Las notas tendrían una calificación de A3 por parte de Moody’s y A- por parte de la agencia japonesa JCR. Moody’s mejoró su calificación crediticia para el país en un escalón a A3 en febrero.

En julio del 2013, México realizó una emisión por 80.600 millones de yenes, en bonos a 3, 5 y 6 años.

Los líderes de la transacción son Citigroup, Mizuho y Nomura.

 

Siguientes artículos

Rousseff apuesta a infraestructura para impulsar economía
Por

A tres meses de que se realicen las elecciones presidenciales, Dilma Rousseff enfocará todos sus esfuerzos al desarrollo...