México cayó 9 lugares en el índice de confianza de Inversión Extranjera Directa (IED) laborado por la firma ATKearney y perdió su posición entre los 10 primeros países, para ubicarse en el puesto número 18 de 25 del ranking.

En una escala de 1 a 3, donde el valor más alto es 3, nuestro país obtuvo 1.45 puntos en 2016, después de llegar a 1.74 en 2015. México protagonizó el mayor descenso dentro del conteo este año y se posicionó en su nivel más bajo desde 2012.

“La mayoría de los inversionistas interesados en México tienen su sede en el continente, y muchas son compañías industriales”, detalló ATKearney en su conteo web.

PUBLICIDAD

Estados Unidos protagonizó el conteo con una calificación de 2.02, seguido por China, que obtuvo 1.82 puntos. Canadá escaló una posición y se postró en el tercer lugar, con un puntaje de 1.80.

India ocupó el lugar de México (9) del ranking, con una evaluación de su IED de 1.60. Brasil, el otro país latinoamericano dentro del índice, pese a la recesión económica y crisis política que enfrenta, cayó al puesto número 12, una baja de seis posiciones.

Irlanda, Austria y Noruega ocuparon las últimas posiciones del conteo con una calificación de 1.40 y 1.39 en el caso Austria  y Noruega.

 

IED en México

La IED que llegó a nuestro país sumó 28,382.3 millones de dólares (mdd) en 2015, un crecimiento de 25.8% frente al monto de 2014 de 22,568.4 mdd, dijo la Secretaría de Economía (SE).

Entre las principales operaciones está la del gigante de telecomunicaciones AT&T adquirió por 2,037 mdd a Iusacell y Unefon en el primer trimestre de 2015, mientras que Vitro vendió por 2,150 mdd un parte de su negocio en el tercer trimestre.

En lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto, la IED acumulada es de 99,736.9 mdd, monto 61.1% mayor a la cifra reportada al cierre de los primeros tres años del sexenio anterior (2006-2009) por 61,898.5 mdd.

A nivel global, las primeras estimaciones de la La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por su sigla en inglés) indican que los flujos de IED mundiales se dispararon 36% a 1.7 billones de dólares en 2015, el nivel más alto desde 2007.

“El repunte de la IED contrasta con la evolución de otros indicadores de globalización clave como los flujos comerciales y de inversión global, que permanecen debajo de los máximos previos a la crisis (de 2009)”, dijo ATKearney.

Por otra parte, la firma dijo que 71% de los ejecutivos de negocios globales esperan aumentar la IED en los próximos tres años. Geográficamente, la proporción es aún mayor entre los inversionistas con sede en la región Asia-Pacífico.

 

Siguientes artículos

BMV cierra con pérdidas; dólar se ubica en 17.60 pesos
Por

El peso cerró la sesión con una importante depreciación de 2.27% o 39 centavos, cotizando alrededor de 17.60 pesos por d...