Los anuncios que hizo hoy el presidente Enrique Peña Nieto, para descriminalizar el uso personal de la mariguana y tratar el problema de las drogas desde un enfoque de salud pública, surgieron a partir de los foros celebrados en el país y de la última reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.

Pero, antes de estos dos eventos, Suiza ya había avanzado en el tratamiento de este problema con una política enfocada a la prevención y regulación y abandonar la postura prohibicionista.

PUBLICIDAD

En la década de los ochenta y noventa, Suiza sufrió un problema de drogadicción entre sus habitantes que escaló hasta ser una crisis de salud pública.

Ruth Dreifuss, ex presidenta y miembro del consejo federal de Suiza, fue una de las artífices del cambio de política contra las drogas en la Confederación Helvética.

Dreifuss, del Partido Socialista suizo y crítica feroz de la militarización de la lucha contra las drogas, explicó en una reunión con periodistas en octubre pasado, en la que estuvo presente Forbes México, la política de “cuatro pilares” de Suiza:

1. Represión: Reducir el impacto negativo del consumo de drogas en la sociedad con el uso de las medidas reguladoras apropiadas para hacer cumplir la prohibición de las drogas ilegales.

2. Tratamiento: Reducir el consumo de drogas al ayudar a las personas a superar la dependencia, o al menos manteniendo esta opción realista para ellos en el futuro.

3. Prevención: Ayudar a reducir el consumo de drogas mediante la prevención en las personas que comienzan a usarlas.

4. Reducción de los daños: Ayudar a reducir las consecuencias negativas del consumo de drogas en los propios usuarios e indirectamente en la sociedad, haciendo posible un consumo menos problemático tanto para la persona como para la sociedad.

Esta política no considera la despenalización total de las drogas, pero las trata con sanciones mucho menores y desde la idea de que un consumidor no tiene por qué ser considerado un peligro para la sociedad.

“La experiencia ha sido tan positiva que el problema de la droga ha desaparecido de las preocupaciones importantes de la población”, dijo en aquella ocasión Dreifuss, y afirmó que el esquema puede ser replicable y escalable en otros países porque no es tan costoso.

Las cinco conclusiones que anunció Peña Nieto hoy, desde la sede de la Secretaría de Salud, siguen la política de Suiza en el combate a las drogas.

Dreifuss, integrante de la Comisión Global de Políticas de Drogas, en la que también está el ex presidente de México, Ernesto Zedillo, esperaba ya desde entonces que en la reunión de la ONU el pasado 19 de abril se reconociera, por fin, el fracaso de la guerra contra las drogas y su política prohibicionista.

Puedes leer la historia completa en 4 lecciones de Suiza sobre el combate a las drogas.

 

Siguientes artículos

Ingresos de Alphabet suben 17%, pero incumplen previsiones
Por

La matriz de Google reportó una utilidad neta de 4,210 mdd sobre ingresos de 20,260 millones. La compañía se dice bien p...