La coordinación entre el gobierno, el sector médico y el turístico permitirán que la oferta de México en el turismo médico pueda extenderse a los pacientes estadounidenses que buscan en el país la mejor opción médica, y así duplicar el número de visitantes en el corto plazo.

 

 

El turismo médico en México goza de un diagnóstico saludable para los próximos años: la infraestructura y buena calidad de sus servicios médicos, así como el de los turísticos, hacen brillar su potencial frente a los pacientes estadounidenses que se internan en el país. Sin embargo, la falta de coordinación entre los sectores hace ‘cojear’ a este negocio.

PUBLICIDAD

“La necesidad está, el mercado estadounidense lo pide y tenemos la infraestructura médica, pero nos falta saber vendernos y eso es lo que estamos tratando de hacer”, dice Javier Potes, vicepresidente de Turismo en Salud de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El gobierno, a través de la Secretaría de Turismo (Sectur), los empresarios turísticos y médicos tienen un plan coordinado por la Coparmex para ordenar la oferta y llevarla a sus clientes potenciales en Estados Unidos (EU) en una especie de servicios médicos a la carta.

“Queremos integrar clusters hospitalarios y sanatorios, así como consultorios, hacia lo que es una comercialización de este tipo de productos”, asegura Roberto Zapata Llabrés, presidente de la Comisión Nacional de Turismo de Coparmex.

Actualmente, el país recibe aproximadamente 1.5 millones de pacientes provenientes de EU, Canadá y Europa que utilizan servicios médicos en México, cifra que podría duplicarse en el corto plazo con este plan, para así alcanzar cerca de 3 millones de visitantes extranjeros.

Esta oportunidad se traduciría en beneficios económicos para los oferentes turísticos y médicos, que tan sólo en 2009 habrían captado una derrama por el orden de los 122 millones de dólares (mdd) anuales, de los cuales 90 mdd se destinaron al pago de servicios médicos, y el resto a gastos de viaje, de acuerdo con un estudio de la empresa consultora Deloitte en México.

En los próximos meses, a través de los 65 centros empresariales de Coparmex a lo largo de la República Mexicana se analizarán los potenciales de cada región para profundizar en especialidades médicas que permitan a los estados integrarse de forma distintiva a un mapa para el viajero médico.

Pero los retos no concluyen para este segmento del turismo, ya que los cambios regulatorios y de certificación para los servicios de alta especialidad médica se mantienen como un reto que, de afrontarse, podrían llevar al país a vencer a los jugadores que le acechan en el mercado.

 

Chek Up turístico

La cercanía con la Unión Americana y la demanda de servicios médicos especializados de esta nación a un precio más económico que en su país de origen, han llevado a México a convertirse a uno de los destinos más socorrido por los estadounidenses.

“Detectamos que el turismo médico es un esquema que ya está funcionando de facto dentro de lo que es el país, porque están entrando visitantes de Canadá y Estados Unidos por razones de los costos elevados”, dice Roberto Zapata de Coparmex, quien también es presidente y director de Hoteles Misión.

Los costos que se ofertan en México por los servicios médicos en algunos casos pueden representar ahorros de hasta un 70% para un ciudadano proveniente de EU, asegura Gema Moreno Vega, socia del sector de Ciencias de la Vida y Cuidados de la Salud de Deloitte.

Especialidades como son la cirugía plástica y bariátrica, servicios dentales, ortopedia y traumatología se han vuelto los servicios más demandados por los visitantes extranjeros que se desplazan a las ciudades fronterizas, como lo ha sido en los últimos años Monterrey, en Nuevo León, además de otros destinos como Distrito Federal, Guadalajara, en Jalisco, el estado de Querétaro y Cancún, Quintana Roo.

Durante la primera etapa que contempla la Coparmex para estudiar y promocionar los mercados por la especialidad médica más reconocida en los estados del país, lo cual requerirá de una inversión entre 8 y 10 mdd por parte de los actores interesados en el sector, dice Potes.

“Crear un entronque entre el sector servicios y el sector salud nos daría un plus extraordinario, porque le da resolución al paciente con el armado de un paquete completito”, opina Moreno Vega.

En una etapa más avanzada del proyecto, se contempla que las agencias de viajes que ya se encuentren coordinados con el sector médico, puedan ir a EU a ofrecer sus servicios al extranjero; mientras que el gobierno daría un apoyo de promoción al turismo de salud.

“Tenemos que ir por los pacientes a sus países de origen, porque los pacientes no van a venir por sí mismos, por ello, es importante cambiar el modelo”, asegura Javier Potes.

 

Despegue del sector

A nivel mundial más de 40 millones de personas salen de su país en busca de servicios médicos, tan sólo para este año, la Secretaría de Turismo espera a 1.6 millones de estadounidenses viajen con este objetivo, situación alentadora para México, pero también representa un reto en la competencia con países asiáticos y latinoamericanos.

Asimismo, Gema Moreno de Deloitte asegura que se debe de trabajar mucho en temas regulatorios y de certificación de los servicios que se otorguen en el país, un hecho que se puede mirar como una ventaja competitiva frente a otros países que ofertan sus servicios, como son Costa Rica, Colombia y Brasil.

“Resolver este tema le puede dar mucho mayor tranquilidad a los pacientes viajeros”, opina Moreno.

En este sentido, Roberto Zapata reconoce el prestigio de los profesionales de la salud en México, y cree que ese es otro elemento que impulsará el despegue de este turismo.

“Es una labor de poner semillas en los lugares en donde hay mayor potencial y empezar a llevar a estos especialistas a la parte comercial”, asegura el presidente de la Comisión Nacional de Turismo de Coparmex.

Para Javier Potes el objetivo es transformar la imagen de México en el extranjero y darse a conocer como un jugador de peso que hoy compite con los médicos de EU por conquistar la preferencia de los pacientes: “somos más de ser un destino de sol y playa, no sólo somos el mundo prehispánico, también somos un país de alta tecnología médica”.

 

Siguientes artículos

¿Por qué Tumblr no puede ser más como Twitter?
Por

Ambas empresas fueron fundadas con meses de diferencia, pero una fue vendida por 1,100 millones de dólares y la otra, tr...