El consumo privado en México ha presentado un avance de dos o tres veces el ritmo de crecimiento de la economía nacional en los últimos ocho meses, sin embargo, esta tendencia no será sostenible en el largo plazo, afirman economistas de HSBC.

“Un crecimiento de tres veces la economía no creemos que sea sostenible. Creemos que el avance va a desacelerarse de niveles de 7 u 8% a niveles de 4 ó 5%”, señaló en conferencia de prensa Alexis Milo, economista en jefe del banco en México.

El banco espera un crecimiento económico de 2.2% en 2016 y de 2.7% en 2017.

A favor del consumo el panorama actual ofrece cierta estabilidad económica, además de que el tipo de cambio aún no genera un efecto de contaminación de precios.

PUBLICIDAD

Puedes leer:  Consumo privado en México aumentó 2.4% en mayo

“Vemos un mayor consumo de bienes duraderos en las familias, hay un mayor otorgamiento de crédito pero no puede crecer de manera más acelerada si el crecimiento se mantiene bajo”, explicó el analista.

Entre los mayores riesgos para el crecimiento, el economista destacó la posibilidad de una más pronunciada disminución de la demanda en Estados Unidos, que provocaría una baja mayor en los sectores de exportación y manufactura.

Trump derrumbaría al peso

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se han convertido en un factor de volatilidad para los mercados ante el avance en popularidad del candidato republicano Donald Trump.

En México, el avance de Trump se ha convertido en un factor de volatilidad importante para el tipo de cambio, pues representa un factor que juega en contra de la moneda Mexicana.

“Los analistas en Estados Unidos nos mantienen actualizados y la posibilidad de que gane Trump es muy remota, es un escenario improbable, pero, en caso de que ocurriera sería un escenario de volatilidad mucho mayor”, dijo  Herbert Pérez, director general adjunto de Mercados Globales de HSBC México.

 

Siguientes artículos

Fotografía, un negocio que navega la crisis del periodismo
Por

Hacer una fotografía implicaba tener buen ojo para no desperdiciar los tiros y los rollos, los fotoperiodistas tenían qu...