Son rivales en la campaña para las presidenciables, pero hay algo que los economistas asesores de Andres Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya comparten: el diagnóstico. Con más o menos énfasis, los tres coinciden en que México debe combatir la pobreza y la desigualdad social.

Pero mientras el fin es común, las vías de acceso son múltiples. Tantas, como plataformas electorales.

Empezando por la confrontación del asesor priista Luis Madrazo con la política económica que propone Andrés Manuel López Obrador, que supondrá un retroceso para la economía mexicana y la división del país, según él.

Madrazo hizo esta mañana una exhibición de lo que el lingüista americano George Lakoff llama metáforas de movimiento. Los humanos pensamos en términos de movimiento para ilustrar el cambio. Ir hacia adelante implica un progreso, y hacia atrás, un retroceso. Al primero se le asocia una valoración positiva y al segundo, negativa.

PUBLICIDAD

“Para adelante con Meade, para atrás con López Obrador”, argumentaba Madrazo en el debate que organizó el programa de Televisa “Despierta con Loret” entre los asesores económicos del priista, el de Ricardo Anaya, Salomón Chertorivski, y el del líder morenista, Gerardo Esquivel.

Madrazo argumentaba que las propuestas de AMLO en materia educativa, salud y seguridad causarán una vuelta al pasado de la economía mexicana, al contrario de la estrategia del PRI.

“Meade propone entre 25,000 y 100,000 escuelas a tiempo completo; hospitales al cien por cien, y proteger a la gente, si hace falta recurriendo a las fuerzas armadas y acabando con la impunidad”, explicó.

Esquivel no discrepó absolutamente con la acusación de Madrazo. Juntos Haremos Historia quiere mantener ciertos aspectos de la reforma educativa, como la “recuperación del estado de la gestión de plazas y los exámenes de evaluación de admisión de nuevos profesores”, dijo.

Pero la plataforma de AMLO propone revisar algunas acciones desarrolladas por los gobiernos anteriores.

Por ejemplo, en el ámbito educativo, el economista afín a Morena explicó que están en desacuerdo con la Ley General del Servicio Profesional Docente, pues “estigmatiza a los profesores y les atribuye el resultado educativo cuando este depende de muchos factores”.

También en materia de contratación pública relacionada con la reforma energética y la construcción Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), pues AMLO propone verificar que esta se efectuó en condiciones de transparencia y que no hubo corrupción, argumentó Esquivel.

“Es una cuestión de dar certidumbre a los inversionistas privados, porque saben que podrán venir a competir en condiciones de igualdad y que no va a haber preferencias a empresas vinculadas a políticos en México”, añadió.

 

Construcción-deconstrucción del nuevo aeropuerto

La polémica alrededor de la construcción del NAIM fue una de las principales contiendas entre los economistas prrista y morenista.

Madrazo acusó a AMLO de querer dividir al país entre los que usan avión y los que no por mero lucro político propio.

“Este aeropuerto se necesita para conectar a las pequeñas ciudades de todo el país que necesitan que llegue turismo e inversión. Si separamos el aeropuerto internacional de los locales, estas quedan desconectadas”, explicaba.

Para el economista asesor de AMLO, el NAIM no va a dividir el país porque “ya está dividido en muchas dimensiones”, dijo.

“El aeropuerto [NAIM] no va a tener un impacto significativo en el resto del país. Nosotros proponemos reducir la desigualdad regional con desarrollo de infraestructura pública junto con el sector privado en el sur y sur-este del país”, argumento Gerardo Esquivel.

Ante las acusaciones de Madrazo, Esquivel defendió que AMLO no pretende cancelar la construcción del NAIM, sino discutir alternativas antes de casarse con una propuesta que está costando 250,000 millones de pesos y que sólo va a beneficiar a una parte del país.

 

Acuerdo en superar la brecha social, desacuerdo en cómo hacerlo

La economía es la ciencia que estudia el uso de recursos limitados para satisfacer de forma eficiente las necesidades los individuos. Por eso, la desigualdad regional y social también centró parte del debate entre los economistas.

En especial, el panelista Chertorivsky defendió el compromiso de Anaya de acabar con la brecha social mediante un aumento del salario mínimo, una renta básica universal e inversión pública.

El economista asesor de Por México al Frente dijo que Anaya se compromete a realizar un 5% de inversión pública en infraestructura, porque “impulsa la inversión privada”; también, a crear un “ombudsman de la inversión, una agencia dedicada a tirar cualquier barrera a la inversión privada”, y a incrementar el salario mínimo a partir del 1 de diciembre de 2018.

Madrazo consideró que la propuesta del ingreso universal es un gasto público ineficiente por indiscriminado, esto es, no responde a las necesidades específicas de la gente.

Por eso, la propuesta del PRI para acabar con la brecha social es el programa “Avanazar Contigo”: hacer uso de las tecnologías para a preguntar a los mexicanos qué necesitan, en vez de ofrecer programas sociales o dinero a quienes no lo necesitan, dijo el economista de Meade.

Por su parte, el morenista Esquivel propuso reducir el déficit fiscal, que “creció de un 38% a un 51% en esta administración”; respetar la autonomía del banco central, y reorganizar el gasto público para dedicar más recursos a infraestructuras y programas sociales no discrecionales ni populistas, explicó.

Los asesores de Meade, Anaya y AMLO quieren que México avance y para ello proponen medidas que defienden con metáforas de movimiento: políticas económicas de progreso, aunque sea para combatir fenómenos, como la pobreza, que ni avanzan ni retroceden: perduran.

 

Siguientes artículos

24 años de debates presidenciales y poco ha cambiado
Por

El primer debate presidencial televisado en México se llevó a cabo en 1994 después de que Luis Donaldo Colosio hizo la p...