Deducir los gastos en viajes hasta por 50,000 pesos y establecer medidas para la deducción fiscal de 100% del consumo en restaurantes fueron las propuestas de esos sectores para su reactivación tras la epidemia de Covid-19 y ayudar, así, a preservar empleos.

Como parte de las mesas de la Conferencia Nacional para la Recuperación Nacional, convocadas por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), industriales llamaron a tomar medidas de apoyo al sector terciario que se ha visto afectado por el distanciamiento social para contener la pandemia de Covid-19 en el país.

Según estimaciones de Germán González, presidente de Directores de Cadenas de Restaurantes (Dicares), alrededor del 70% de los establecimientos están en riesgo de cerrar, pues la industria se ha visto afectada en sus ventas hasta con una caída de 90%, de acuerdo con encuestas de la organización.

En ese tenor, sumados al llamado de empresarios y legisladores de oposición para que se implemente un salario solidario y se apliquen diferimientos de impuestos y cuotas obrero-patronales, el sector restaurantero clamó por dar un beneficio temporal para estimular el consumo una vez que pase la pandemia.

“Que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Cámara de Diputados devuelvan la deducibilidad de 100% a los consumos en restaurantes. Y que sean deducibles solamente con pagos electrónicos, eso va a generar derrama, que la gente regrese a los restaurantes y generación de empleos”, indicó González.

Actualmente estos gastos alcanzan una deducibilidad de 8.5%, de acuerdo con la Ley del ISR.

Lee también: Turisteros dan por perdido diálogo con AMLO; buscan apoyo de legisladores para superar crisis

En el mismo tenor, Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de la Ciudad de México, llamó a que se permita la deducibilidad de los gastos en restaurantes en 75%, así como permitir que los gastos en viajes en territorio nacional para las familias sean deducibles hasta por 50,000 pesos. Igualmente, pidió que haya descuentos de 50% en casetas de cobro en carreteras para estimular los viajes por esta vía, que representan 95% de los traslados en el país.

Aunado a ello, llamó al sector turístico a elaborar un protocolo sanitario único para toda la industria que permita dar confianza a los consumidores de que a la reapertura, podrán acudir a cualquier negocio de servicios con la seguridad de que no corre riesgo sanitario.

Créditos para negocios que ‘sí van a pagar’

Otras de las demandas del sector terciario se enfocaron en la solicitud de créditos que permitan pagar a los empleados sus salarios en este periodo de baja en ventas.

Germán González propuso que ese establezcan créditos similares a los de las Tandas de Bienestar de hasta 25,000 pesos para los trabajadores de restaurantes mientras dura la pandemia.

“Un crédito a la nómina a tasas iguales a las Tandas del Bienestar que son del 6-7% anual avalados por las empresas. La banca comercial puede participar, tiene productos similares. Esto generaría salvar empleos y darle respiro a las empresas, esos créditos podrían terminarlos pagando las empresas en los plazos pero ayudando al trabajador para que mantenga su empleo.

“Eso es bastante posible pero además esos créditos sí se van a pagar, no va a suceder como otros millones de créditos que posiblemente no se paguen”, indicó.

Otra de las medidas fue la de expandir el programa Impulso, que actualmente opera en la Ciudad de México en coordinación con Nafin y la banca, con créditos de hasta 5 millones de pesos para capital de trabajo, con programas en que los gobiernos estatales aporten capital como garantía para otorgar créditos.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

New York Times
‘Trump fue sorpresivamente cálido con AMLO’; así vio la prensa de EU la reunión bilateral
Por

Los principales diarios de Estados Unidos señalaron el ambiente de cordialidad y la omisión de los temas migratorios den...