Si pensabas que en lo que resta del año el nivel de inflación se mantendría estable o descendería, prepárate porque el  Banco de México (Banxico) espera que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) repunte durante los próximos meses de 2017.

“La inflación podrá alcanzar un máximo de 6.38% en junio y se espera que de mayo a septiembre la inflación interanual esté por arriba del 6% para terminar el año en 5.8%”, estimó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE.

Al anunciar el tercer ajuste del año de 25 puntos base a su tasa de interés para ubicarse en 6.75%, el organismo central mexicano previó que la inflación general anual continúe viéndose afectada temporalmente, en particular por el incremento en las tarifas de autotransporte y de algunos productos agropecuarios.

A esto se suma la debilidad del peso frente al dólar y el impacto ante el alza del petróleo y los aumentos en la gasolina y diésel.

PUBLICIDAD

Aquí más información: Banxico eleva el costo del dinero para frenar la inflación

Esta expectativa se traza cinco meses antes de la salida en noviembre del Gobernador del banco central mexicano, Agustín Carstens. El pasado 11 de mayo, el banquero dijo que se iría tranquilo con el rumbo de la inflación estable.

“Me voy con tranquilidad de que voy a dejar la inflación encaminada hacia nuestro objetivo”, comentó durante el foro True Economic Talks: Afrontando el Cambio, organizado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Carstens está poniendo todas las políticas a su alcance para tratar de conseguirlo, una de ellas: aumentar la tasa de interés y asegurar a que la inflación empiece a bajar a final de año, consideró Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CIBanco.

Se espera que la inflación general ascienda hasta 6.38% aunque en septiembre inicie un retorno hacia 5.8% y hasta 3.8%, comentaron analistas financieros consultados por Forbes.

Con el objetivo de contener la inflación general anual, la institución que gobierna Agustín Carstens continuará elevando las tasas de interés hasta alcanzar 7.25% o 7.50%, lo que puede disminuir el principal motor de la economía, el consumo, así como la inversión extranjera en nuestro país.

El aumento de la inflación está relacionado con un efecto de traspaso por factores como la depreciación del peso en los últimos meses de 2016, comentó en entrevista Siller.

Lee también: Carstens se irá tranquilo con el rumbo de la inflación en México

“En 2016, el tipo de cambio se depreció casi 16%. La economía no creció mucho, esto provocó que los importadores no pudieran traspasar el incremento de sus costos hacia los consumidores finales, disminuyeron sus márgenes y hasta tuvieron pérdidas. Este año estamos viendo mayor movimiento en la economía y aprovechando que, desde enero, se están incrementando precios. También está el hecho de que al inicio del año se temía que el tipo de cambio alcanzara 25 pesos por dólar y probablemente muchos de los importadores estén cubiertos de una parte de sus ingresos y están pagando dólares por arriba del tipo de cambio de mercado hoy por hoy”.

Aunque la decisión de Banxico de elevar la tasa de interés fue sorpresiva, la actuación del organismo central ha sido acertada, reconoció Olaf Sandoval Rodríguez, economista de GBM: “Estábamos esperando estos aumentos a partir del siguiente mes, luego de que la Fed incrementará su tasa de interés. Una vez que pones atención a los detalles del comunicado [de Banxico] está marcando una señal de que ve un balance deteriorado en términos de inflación por lo que tuvo que apretar la tasa de interés.”

Los aumentos a la tasa de interés por parte del Banxico impactan a los consumidores a través de los créditos como los automotrices y de vivienda.

 

Siguientes artículos

tpp
El mensaje de APEC para el mundo será: El TPP no está muerto
Por

Los todavía miembros del TPP aprovecharán la reunión del APEC para reafirmar su compromiso de seguir adelante con el acu...