Ante la insuficiencia de la infraestructura hospitalaria para atender lo que se anticipa será una ola de contagios de la enfermedad Covid-19, un grupo de empresarios y expertos propone la iniciativa MEXICOVIDA para montar una red de hospitales modulares en una estrategia de contención masiva de la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus.

A MEXICOVIDA lo impulsa Alfonso López Velarde, cofundador y director de arquitectura de Público, la red de centros de trabajo colaborativo (coworking), acompañado de asesores médicos y expertos en el diseño y construcción de hospitales.

“La función de un hospital modular como el que planteamos”, dice López Velarde en entrevista con Forbes México, “es que se convierta en un centro de aislamiento de personas contagiadas con Covid-19″.

Un hospital modular, que puede ser construido en el lapso de unas semanas, podría servir para atender a personas en diversas fases de la enfermedad, tanto los que requieren cuidados intermedios como los que necesitan cuidados intensivos.

“La estrategia de contención masiva basada en una red de hospitales modulares serviría para apoyar la infraestructura sanitaria actual, a bajo costo, de manera eficiente y con un óptimo uso de los recursos materiales y humanos”, dice el empresario.

Render de dos hospitales modulares en forma de X de MEXICOVIDA. Imagen: Público

Un hospital modular como el que propone MEXICOVIDA tendría un costo de 350 millones de pesos, podría tener una capacidad de 480 camas de cuidados intermedios y 45 de cuidados intensivos, para un total de 525 camas.

TAMBIÉN LEE: AMLO Y HOSPITALES PRIVADOS FIRMAN CONVENIO

“En el costo se incluye la obra, los proyectos, supervisión, equipamiento médico y los gastos de consultoría y gestoría, dice López Velarde.

Al ser modular, el costo puede variar ya que una institución gubernamental o una empresa puede patrocinar la construcción por módulos.

“Idealmente, un hospital como el que planteamos puede constar de 15 módulos”, dice Javier Pico, un consultor de salud con experiencia en proyectos en América Latina y que acompaña a López Velarde en MEXICOVIDA.

La necesidad de ampliar la infraestructura por medio de este tipo de iniciativas deriva de que la pandemia en México apenas inicia su escalamiento, por lo que la red hospitalaria actual (tanto pública como privada) será insuficiente para atender a las personas contagiadas por el nuevo Coronavirus.

“Si la pandemia sigue escapando enfrentaremos una saturación hospitalaria en la que los casos graves, que son el 6% o más de los registrados, exigirán una gran demanda de camas”, dice Pico.

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

El experto refiere que si bien la epidemia se ha tardado en llegar a México como ya lo hizo en otras naciones y la tenemos al otro lado de la frontera en enormes proporciones, el país puede aprender de lo visto en otras latitudes.

Pero ello no tendría que ser como se está delineando ahora, tanto en otros países como lo que se comienza a ver en México, es decir, ampliando hospitales y solicitando a todo el entorno sanitario (incluyendo a los privados) el uso de camas para enfrentar la gravedad.

De ahí el sentido práctico de los hospitales modulares que López Velarde y el equipo detrás de MEXICOVIDA denomina X.

Vista de un X, hospital modular de MEXICOVIDA. Imagen: Público

Cada X, en una versión completa de hospital modular, consta de una unión de módulos de unos 24 metros cuadrados y 3.66 metros de altura. Los módulos incluyen habitaciones para pacientes en etapa intermedia, en cuidados intensivos y módulos de servicio.  

“Para montar un hospital modular se requieren materiales que hay en el mercado y que se pueden conseguir fácilmente en las ciudades donde se pueden erigir”, dice López Velarde.

Una de las principales funciones de estos hospitales, dice Pico, es que pueden funcionar como centros sanitarios para atender a personas que no serán aceptadas en los hospitales actuales, pero que requieren cuidados de especialistas.

“Así se puede dejar la red hospitalaria actual para atender casos de gravedad y dejar estos hospitales para un mejor control masivo de la enfermedad”, dicd Pico.

La propuesta inicial de MEXICOVIDA es que los hospitales modulares se monten en centros apartados de los grandes centros urbanos a donde puedan llegar los pacientes y se puedan atender.

La iniciativa, dice López Velarde, requiere una inversión por parte de dependencias del estado así como de empresas.

“La ventaja de estos hospitales es que se pueden montar a bajo costo y desmontar también para reutilizarlos en caso de nuevas crisis sanitarias o por si hay un desastre natural, como un terremoto”, dice el emprendedor”.

Por ahora, MEXICOVIDA está haciendo una ronda de pláticas con tomadores de decisiones y empresas que pudieran invertir en los hospitales modulares.

La situación es apremiante, dicen los impulsores del proyecto. El pico de la pandemia apenas levanta en México, un país que al tener deficiencia de hospitales y camas, y con una población enorme en la economía informal, no tendrá la capacidad que otros países tienen para atender la crisis sanitaria que se avecina.

 

Siguientes artículos

coVID-19 Coronavirus, covid-19, 2020, CDMX
Ssa registra otro récord de contagios de Covid-19; estima 48,708 casos activos
Por

Si bien la Ssa registró otro récord de casos confirmados de Covid-19, insistió en que la epidemia ya tiene una tendencia...