Por Iván Álvarez Zurita*

Desde sus inicios en 1994, el comercio electrónico ha crecido rápidamente, dando origen a nuevas y múltiples soluciones de pago. Actualmente hay más de 300 métodos de pago diferentes que se utilizan en el comercio electrónico y el comercio móvil, enfocados en hacer los pagos más fáciles, rápidos y seguros.

De acuerdo con cifras de “WorldPay” en su Reporte de Pagos Globales, de 2016 a 2020 podría desacelerarse el crecimiento de transacciones de crédito y débito, para pasar de un ritmo de crecimiento de 25% a 20% para crédito y de 17% a 16% para débito, mientras que las transferencias aumentarán su ritmo de crecimiento de 10% a 13%.

Los eWallet presentan un acelerado ritmo de crecimiento con un estimado de 30% para el mismo periodo de tiempo, soportado por la preferencia de los consumidores, que poco a poco se sienten cada vez más a gusto con sus carteras virtuales, no sólo porque les permite obtener lo que quieren con mayor facilidad y un menor tiempo, también porque si hay algún problema con lo que pidieron, es más fácil arreglarlo, ya sea a través de un reembolso o una bonificación.

PUBLICIDAD

A pesar de estas ventajas, los comercios han sido lentos en desarrollar o adquirir su propia capacidad digital. Para aprovechar todo el potencial del “eCommerce” y del “mCommerce”, es necesario desarrollar una plataforma de pago multicanal que pueda satisfacer las necesidades desde los consumidores más digitalizados hasta aquellos que se muestran interesados, pero cautos con soluciones como prepago o pago en efectivo contra entrega.

Si bien la penetración de medios electrónicos de pago en México es baja, cada vez gana más relevancia una nueva generación de compradores nacidos de forma digital para los cuales éstas soluciones resultan algo natural.

La cadena de valor de pagos está conformada por comercios, procesadores de pago, adquirentes, redes de pago y emisores. Cada uno enfrenta dificultades específicas para crear una estrategia global de pago debido a la diversidad de requisitos en el lado de la demanda y la fragmentación de las capacidades en el lado de la oferta.

Para los comercios, los pagos deben ser un tema estratégico, por eso es necesario estar muy atentos seleccionar las mejores soluciones con estructuras de costos que se adapten a la naturaleza de su negocio y una experiencia de cliente amigable que maximice la concreción de ventas.

Para los adquirentes, la atracción de una red de comercios es primordial, con espacios potenciales de crecimiento en las pequeñas y medianas empresas, y soluciones innovadoras para todos los tamaños. A medida que el comercio electrónico crece, los comercios se convierten en empresas transfronterizas y los consumidores se convierten en internacionales, con el atractivo que dichas transacciones les representa.

Procesadores, redes y empresas emisoras están dominadas por los plásticos. Sin embargo, métodos alternativos de pago están emergiendo rápidamente, con una fuerte adopción.

Por esto necesitan establecer estrategias que capturen volúmenes de pago alternativos y que reposicionen su negocio de tarjetas para el comercio digital.

Para el caso de todos, el brindar seguridad contra fraudes y certeza sobre los pagos realizados y recibidos es uno de los retos importantes.

Los comercios, especialmente los que atienden consumidores finales, están experimentando una revolución muy importante donde los compradores están sustituyendo las tiendas y los aparadores por sitios web y aplicaciones móviles, generando complejas interacciones con los consumidores que cruzan ambos canales. Esto representa importantes implicaciones y oportunidades para los modelos de negocio de todas las organizaciones de la cadena de valor del comercio electrónico.

*Iván Álvarez Zurita es Socio Director de Consultoría para Banca en Accenture México

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Energía nuclear, ¿la clave para combatir el calentamiento global?
Por

Aunque la energía nuclear no es renovable, sí se considera limpia, pues sus niveles de emisión de dióxido de carbono (CO...