El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reconoció que la invitación de Donald Trump a México fue una decisión apresurada.

“Envié dos invitaciones al mismo tiempo para tener un diálogo, y nunca dije dónde, solo hice la invitación”, detalló el mandatario en el Foro Impulsando a México, organizado por el diario El Financiero.

La consecuencia de la visita del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos fue una crisis diplomática que culminó con la renuncia de Luis Videgaray, mano derecha de Peña Nieto y titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), tras sugerir que la reunión en Los Pinos calmaría la volatilidad que afectaba a la moneda mexicana y que traería certidumbre a los mercados.

PUBLICIDAD

Aquí la historia completa: Videgaray sí dejó Hacienda por Trump, reconoce Peña Nieto

El empresario estadounidense, que visitó al mandatario mexicano el pasado 31 de agosto, ha prometido construir un muro fronterizo con nuestro país para frenar el paso de migrantes por la frontera sur de la principal economía del mundo.

Trump ha asegurado que México pagará por el muro, de lo contrario, detendrá el envío de remesas.

El magnate inmobiliario también ha detallado la imposición de aranceles con México, a pesar de ser uno de sus principales socios comerciales y cuyo valor de operaciones es de un millón de dólares cada minuto.

 

Siguientes artículos

¿Qué pasa con la innovación en México?
Por

El concepto de innovación es demasiado amplio como para satisfacer las necesidades o las expectativas de una empresa, lo...