La renuncia de Luis Videgaray de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sí estuvo relacionada con la visita del candidato presidencial republicano Donald Trump, reconoció el presidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, el mandatario explicó que el ahora ex responsable de las finanzas públicas tuvo un gran desgaste en el marco de la visita que Trump realizó a finales de agosto, ya que sí estuvo involucrado por instrucciones suyas en el proceso para concretar la reunión con aspirante republicano.

“Y creo que ese desgaste fue lo que le llevó a presentar su renuncia y a mí a aceptarla”, indicó Peña Nieto.

Te recomendamos: Trump hace campaña en Los Pinos

Tras la visita de Trump y la posterior renuncia de Videgaray, se mencionaba que una de las principales razones  del relevo en Hacienda había sido precisamente el descontento del mandatario con el ahora ex secretario, quien fue señalado como uno de los principales promotores de dicho encuentro, el cual derivó en fuertes críticas en contra de Peña Nieto por recibir en Los Pinos a un personaje que ha atacado a los mexicanos en su discurso electoral.

El mandatario indicó que también aceptó la salida de Videgaray, quien estuvo a su lado desde el gobierno del Estado de México, porque el país necesita en estos momentos un secretario en sus mejores condiciones.

“Se necesita un secretario que sea fuerte, sólido, con capacidad para procesar y negociar el paquete económico presentado (el pasado 8 de septiembre)”, y Videgaray se encontraba desgastado tras la visita de Trump.

Incluso el propio republicano llegó a congratularse y dijo “así de bien” le fue en su visita a México, en referencia a la renuncia del funcionario mexicano, aunque más tarde se retractó y dijo que era una salida lamentable.

Lee también: Las finanzas públicas antes y después de Videgaray

El mandatario indicó que ante esto, se necesitaba a alguien que pudiera hacer frente al reto que implica para el Estado tener menores ingresos y obligar a reducir el gasto, y destacó que el proyectp  destacando que se trata de un proyecto agresivo, en términos de un importante ajuste presupuestal, producto de la caída en los precios del petróleo.

La vacante de Videgaray fue cubierta por José Antonio Meade, quien estaba al frente de la Secretaría de Desarrollo (Sedesol) y en el gobierno anterior ya se había desempeñado en Hacienda.

Te recomendamos leer: Trump, el único beneficiado de la reunión con Peña Nieto: analistas

 

Miranda y Zerón, funcionarios probados

Cuestionado sobre otros ajustes en el gabinete, el mandatario señaló que Luis Miranda y Tomás Zerón son dos colaboradores con los que ha trabajado desde que fue gobernador en el Estado de México, y que ambos han probado su capacidad para enfrentar los retos que se les han impuestos, y aseguró que sus decisiones no se han basado en sus lazos de amistad.

Sobre Miranda, que dejó la subsecretaría de Gobernación para hacerse cargo de la Sedesol, Peña Nieto explicó que el cambio también se debió al desgaste que el funcionario sufrió por la negociación con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y que espera buenos resultados de su gestión para combatir la pobreza y apoyar a los más necesitados.

Sobre Tomás Zerón, quien dejó la Procuraduría General de la República (PGR) y ahora es consejero técnico del Consejo Nacional de Seguridad, Peña Nieto dijo que no puede asumir “como una sentencia los juicios que hacen” sobre el funcionario y su desempeño, ni puede “ceder a consignas o señalamientos que no dan mayor sustento”.

Zerón es cuestionado por su desempeño al frente de la PGR durante la investigación del caso Ayotzinapa, en el que desaparecieron 43 jóvenes normalistas, cuya investigación ha sido severamente cuestionada por las conclusiones arrojadas en una investigación que ha sido descalificada incluso por especialistas externos.

Te puede interesar: Victoria de Trump no llevaría el dólar hasta los 30 pesos: Meade

 

No descarta reunión con Hillary

A pesar de que en días pasados no puedo reunirse con la candidata demócrata Hillary Clinton en Nueva York, como señalaron en su momento diversos medios de comunicación, el jefe del Ejecutivo federal no da por sentada la negativa de la ex primera dama para reunirse con él.

“No lo tomo como un ‘ o’ consumado”, dijo el presidente a pesar de que Clinton declinó venir a México y no se concretó un acercamiento en Nueva York. “Yo lo dejo ahí. Está la consideración de la candidata”.

EXCLUSIVA FORBES – “México continúa luchando con graves problemas”: Hillary

Reiteró que para su gobierno “era importante que buscáramos un espacio de acercamiento con ambos candidatos”, entre otras cosas para hablar de la importancia de México en el desarrollo de Estados Unidos y viceversa. Insistió en que era necesario abordar también a Trump debido a que “varios de sus posicionamientos han sido los que mayor amenaza y riesgo representan para México”.

Peña Nieto dijo una vez más que su gobierno no busca intervenir en la elección presidencial de Estados Unidos, y que el acercamiento con los mexicanos se debió a que en esta ocasión México es uno de los temas clave en este proceso electoral.

“Es una elección que tienen lugar en el país vecino del norte, y allá serán quienes decidan quién se convierte en su presidente o presidenta”.

El presidente también abordó durante la entrevista pregrabada otros temas como el caso de Ayotzinapa, el rol dela Policía Federal en el caso de Tanhuato y el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que señaló un tema de ejecuciones extrajudiciales; así como de las grandes obras de infraestructura que dejará su gobierno, y su opinión sobre el populismo que diferentes jefes de Estado han criticado en otras partes del mundo.

 

Siguientes artículos

Linio invertirá 55 mdd para nuevas soluciones en sus servicios
Por

El monto proviene de los fondos de inversión mexicanos LIV Capital y Northgate Capital, junto con el fondo sueco Kinnevi...