El gobierno mexicano habría adquirido a través de un prestanombres el malware utilizado para espiar a periodistas y activistas disidentes, además de que el proceso y condiciones para contratar a la empresa intermediaria presenta algunas irregularidades, de acuerdo con una investigación de un organismo civil.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la impunidad (MCCI) detalló que su indagatoria muestra que el gobierno habría pagado 32 millones de dólares por el virus Pegasus, así como una serie de irregularidades en la constitución de la intermediaria Grupo Tech Bull y en sus operaciones, además de contradicciones y algunos vínculos entre dicha empresa y funcionarios del gobierno federal.

La investigación da seguimiento a un informe divulgado hace un par de meses, por un diario estadounidense y organizaciones civiles, de que el gobierno mexicano espió a periodistas y activistas, e incluso a investigadores de derechos humanos, a través de Pegasus, un software que infecta un dispositivo, como un Smartphone, y le permite entre otras cosas escuchar conversaciones, registrar la actividad o conocer la ubicación del infectado.

MCCI indicó que la persona que aparece en actas como dueño y administrador único de Grupo Tech Bull al momento de realizarse la venta de Pegasus a la PGR, en octubre de 2014, dijo no saber ni haber estado en esa transacción millonaria y que no recibió ni un peso de ganancia.

PUBLICIDAD

Aquí te contamos sobre esta empresa y su malware | NSO Group: Los espías israelíes que hackean iPhones con un solo SMS

Otra de las inconsistencias señaladas por la investigación es que la compañía se constituyó en octubre de 2013 con un capital de 50,000 pesos, y apenas un año después vendió a la Procuraduría el malware espía Pegasus en 32 millones de dólares.

Asimismo destacó que de acuerdo con el acta constitutiva de la compañía nació el mismo día en que el socio y administrador único, Carlos Cayetano Miguel, se tituló como Contador Público en el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Cayetano Miguel, cofundador de la empresa, dijo a MCCI que ya no está relacionado con Tech Bull, ya que hace 3-4 años vendió sus acciones, pero que ya no recuerda dónde vive su socio ni tiene datos para localizarlo, al que la investigación consideró un “apoderado fantasma”.

Lee: Expertos de la ONU exigen a gobierno mexicano cesar espionaje

En otro apartado, el reporte señala que correos electrónicos filtrados por la organización Wikileaks indican que esa compañía es una filial de Balam Seguridad Privada, la cual fue creada el 15 de mayo de 2012 por Asaf  Zanzuri, de origen israelí.

A esta firma se incorporó el 23 de enero de 2013 como socio Rodrigo Ruiz de Teresa Treviño, sobrino del coordinador de Puertos y Marina Mercante de la SCT, Guillermo Ruiz de Teresa, cuando transcurrían los primeros días del gobierno de Enrique Peña Nieto.

MCCI mencionó que realizó una solicitud de entrevista a la Dirección de Comunicación Social de la PGR para abordar las condiciones en que se contrató a Grupo Tech Bull, pero no obtuvo respuesta.

Puedes leer aquí la investigación completa de MCCI: PGR compró Pegasus a prestanombres

Te puede interesar: Gobierno espió a grupo que investigó caso Ayotzinapa: NYT

 

Siguientes artículos

seinfield-auto
Los comediantes mejor pagados del mundo 2017
Por

Hacer reír al mundo y que te paguen por ello es un raro don, y Netflix es uno de los que está dispuesto a pagar, ya que...