El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dijo que el plan del precandidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, para confiscar las remesas de mexicanos que laboran en Estados Unidos, es una violación a sus derechos.

“Las remesas son propiedad son propiedad de la gente que las ganó y tienen todo el derecho de poderlas transmitir internacionalmente”, declaró.

Las remesas —envíos de dinero de migrantes a su país de origen— son propiedad de la gente que las hace y tienen todo el derecho de transmitirlas internacionalmente, dijo el jefe del banco central mexicano, y sería una violación a los derechos de propiedad de los connacionales al interior del país norteamericano.

PUBLICIDAD

El ingreso de remesas a México sumó 2,093 millones de dólares (mdd), 13.6% más que en el mismo mes de 2015, según datos de Banxico reportados en febrero de 2016.

“Entonces sí sería una violación importante a los derechos de propiedad de nuestros connacionales en el extranjero y sí sería completamente indebida esa medida”, manifestó el gobernador del banco central.

El 5 de abril de 2016, el empresario y nieto de migrantes alemanes planteó dicha medida que serviría para pagar un muro fronterizo entre México y la nación que actualmente gobierna Barack Obama, como una medida para frenar el paso de inmigrantes mexicanos y el tráfico de drogas.

Además, Trump ha prometido en campaña la imposición de aranceles de 45% sobre todas las importaciones de China y de 35% sobre muchos bienes de México para reducir el déficit comercial entre Estados Unidos y ambos países.

Con información de agencias

 

Siguientes artículos

Programa Hoy no circula se endurecerá en julio
Por

Rafael Pacchiano, titular de la Semarnat, comentó que el gobierno federal centrará su atención en aplicar medidas especí...