El mercado apuesta a que con el programa anunciado semanas atrás por el gobierno federal, se ganarán grandes contratos de obras de infraestructura energética, trenes y carreteras.

 

Reuters

MEXICO DF – Para aquellos que no se subieron al tren de las grandes constructoras mexicanas, aún hay oportunidad: un multimillonario Plan Nacional de Infraestructura anunciado semanas atrás todavía puede dar un margen de ganancia en ese sector accionario.

Con una inversión cercana a los 600,000 millones de dólares (mdd) entre 2014 y 2018, el plan contempla unos 743 proyectos entre los que destacan grandes obras de infraestructura energética, trenes y carreteras.

“Al cierre del año es cuando estas empresas podrían estar más activas en cuanto a licitaciones y empezar a incorporar algunos proyectos. Pensamos que el escenario podría ser muy bueno para el cierre del 2014”, dijo Roberto Solano, analista del sector del grupo financiero Monex.

Empresas como ICA, la mayor constructora de México, y la subsidiaria local de la española OHL son las apuestas más atractivas en cuanto a su múltiplo EV/EBITDA, que en el caso de ambas compañías está por debajo de su mediana de los últimos cinco años, lo que representa una oportunidad.

El múltiplo de ICA en los últimos 12 meses es de 4.9 veces contra los 8.9 del sector y contra la mediana de 12.4 veces de la propia empresa el lustro pasado, según datos de Reuters.

Acostumbrada por años a superar el desempeño de sus pares, la empresa resultó golpeada por un atraso en la ejecución de gasto gubernamental en el primer año de gestión del presidente Enrique Peña Nieto.

Las acciones de ICA recibieron un severo castigo desde finales de marzo del 2013. La salida de inversores durante casi un año erosionó más del 50% de su valor.

En el caso de OHL México, aunque su múltiplo está más alineado con su historial reciente, aún muestra un premio del 13.2% respecto a su mediana de cinco años. En el caso de ICA, este premio es superior al 60%.

La acción de Ideal, firma del magnate mexicano Carlos Slim que gestiona proyectos de infraestructura, también ofrece un leve potencial de ganancias, pese a que su múltiplo mantiene su tendencia histórica a ir por arriba de la mediana del sector.

La niña bonita del sector desde que asumió Peña Nieto es Promotora y Operadora de Infraestructura, popularmente conocida como Pinfra, que el mercado apuesta a que ganará grandes contratos de obras.

Pero eso ha disparado su múltiplo EV/EBITDA a 18.8 desde la mediana de 10.4 de los cinco años previos, convirtiéndola en la acción más cara del sector bajo este criterio.

 

 

Siguientes artículos

Inflación, su menor nivel en siete meses
Por

En los primeros quince días del mes, el índice de precios al consumidor cayó un 0.37% gracias a un desplome del 22.71% e...