Reuters

La popularidad de la presidenta brasileña Dilma Rousseff se mantuvo cerca de mínimos históricos, según un sondeo difundido el miércoles, en medio de la crisis política que enfrenta la mandataria tras la pérdida de su principal socio de coalición, lo que eleva el riesgo de que sea sometida a un juicio político.

La cifra de brasileños que consideró que el gobierno de Rousseff es “bueno” o “muy bueno” subió levemente a un 10% desde el 9% de una consulta realizada en diciembre, según el sondeo de Ibope encargado por la Comisión Nacional de la Industria (CNI).

En tanto, el porcentaje de quienes calificaron al gobierno de Rousseff como “malo” o “terrible” bajó a 69% desde un máximo previo de un 70%, según el estudio.

PUBLICIDAD

La popularidad de Rousseff se desplomó el año pasado, mientras se adentraba en un segundo mandato que más tarde se vio impactado por la caída de Brasil en una recesión, que se espera sea la más profunda para el país desde la década de 1930.

Desde entonces, la investigación sobre un extendido escándalo de corrupción en la estatal Petrobras alcanzó a su círculo más cercano y dio paso a llamados para que renuncie o sea sometida a un juicio político.

A su vez, 8 de cada 10 brasileños no confía en Rousseff, de acuerdo con el sondeo, que no pidió a los consultados responder preguntas sobre los intentos de rivales políticos por impugnar a la presidenta.

Otras encuestas indican que más de dos tercios de los brasileños quieren que la mandataria de izquierda afronte un juicio político.

Ibope entrevistó a 2,002 personas entre el 17 y el 20 de marzo. El sondeo tiene un margen de error de 2 puntos porcentuales en ambos sentidos.

 

Siguientes artículos

Sector privado en EU crea 200,000 empleos más durante marzo
Por

Economistas pronosticaban que el informe de la empresa ADP mostraría la apertura de aproximadamente 194,000 empleos.