Mediante un decreto, el gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reducirá la carga fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex).

«El problema es que durante muchos tiempo ordeñamos a la vaquita, no quisimos incrementar impuestos de ningún tipo, no quisimos combatir la evasión y la elusión fiscal», declaró el titular de Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa durante la conferencia matutina del mandatario en Palacio Nacional.

El funcionario explicó que se migrarán asignaciones de Pemex al esquema de contratos que tienen las empresas privadas actualmente para reducir el Derecho de Utilidad compartida (DUC) que tiene con el gobierno mexicano.

Te interesa: HSBC, JP Morgan y Mizuho reestructuran y refinancian deuda de Pemex

En cambio, los contratos petroleros operan bajo un sistema tributario muy similar como al del resto del mundo: hay un Impuesto Sobre la Renta y derechos de extracción de hidrocarburos.

Esta medida permitirá reducir el pago de derechos fiscales a 400 asignaciones de la compañía con una producción de hasta 400,000 barriles diarios, 250,000 más que lo establecido actualmente.

«Eso le va a dar un respiro enorme a Pemex y sobre todo va a ayudar a que algunos de estos pozos, que no eran rentables porque ya están viejos, porque ya estaban casi cerrados», agregó Urzúa.

El encargado de las finanzas públicas del país dijo que el decreto se publicará en el Diario Oficial de la Federación esta semana.

En el evento, Pemex anunció el refinanciamiento de su deuda por 8,000 mdd con HSBC, JP Morgan y Mizuho

 

Siguientes artículos

La economía de Japón tiene su primer ‘baja’ en 6 años; hay riesgo de recesión
Por

Los índices de los principales indicadores económicos del país y los coincidentes cayeron en marzo frente al mes previo,...