La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) ha llevado a Elon Musk a los tribunales nuevamente por el caso de Twitter, y esta vez puede ganar.

La agencia pidió el jueves a un tribunal federal que obligue a Elon Musk a testificar en su investigación sobre su adquisición del gigante de las redes sociales Twitter por 44,000 millones de dólares, la tercera vez que la SEC lleva a Musk a los tribunales.

Lo demandó en 2018 y nuevamente en 2019 en relación con un tweet que Musk envió diciendo que tenía fondos asegurados para privatizar su fabricante de automóviles eléctricos Tesla. La demanda de 2018 se resolvió rápidamente con la condición de que los abogados examinaran los futuros tweets de Musk. La demanda de 2019 de la SEC que intentaba hacer cumplir ese acuerdo no salió como esperaban.

En este caso, la SEC tiene terreno sólido ya que la ley que hace cumplir los requisitos de las demandas de investigación, o citaciones, es clara, dijeron varios ex funcionarios de la SEC.

Si bien esta vez hay menos en juego, el nuevo caso vuelve a poner de relieve la extraordinaria disputa entre el hombre más rico del mundo y el regulador de valores más poderoso, que durante años ha luchado por someter a Musk.

“Este caso es diferente de incursiones pasadas entre la SEC y Elon Musk porque es un caso de cumplimiento de citación. Estos casos son realmente sencillos”, dijo Stephen Crimmins, socio del bufete de abogados Davis Wright Tremaine y exabogado litigante de la SEC.

“La ley establece que la SEC tiene poder de citación para tomar testimonios de investigación y recopilar documentos”.

Si Musk desafía al tribunal, es probable que le impongan una multa hasta que testifique, dijeron los abogados. Un mayor desafío podría, en un escenario extremo, llevar a la cárcel.

La SEC, que se negó a hacer comentarios, está investigando si Musk violó las leyes de valores en 2022 cuando compró acciones en Twitter, que Musk renombró X, así como las declaraciones y presentaciones que hizo en relación con el acuerdo.

Según la SEC, abrió la investigación en abril de 2022 y Musk proporcionó documentos y testificó por videoconferencia durante dos sesiones de medio día en julio. Posteriormente, la SEC recibió nuevos documentos y citó a Musk en mayo para testificar nuevamente, esta vez en su oficina en San Francisco, donde tiene su sede X.

Musk aceptó testificar el 15 de septiembre, pero dos días antes planteó “objeciones espurias” y dijo que no comparecería. Musk también rechazó las propuestas de la SEC para testificar en Texas, donde vive, en octubre o noviembre, dijo la SEC.

Entre sus objeciones, Musk dijo que la SEC estaba tratando de “acosarlo” y que su abogado necesitaba tiempo para revisar material potencialmente relevante contenido en una biografía de Musk publicada el mes pasado, dijo la SEC.

Lee también: Paro de frontera con Texas genera impacto por 1,900 mdd en comercio de México y EU

¿Por qué Elon Musk podría perder su última batalla con la SEC por la investigación de Twitter?

El jueves, Musk escribió en X que dichas agencias necesitan “una revisión integral”. El abogado de Musk, Alex Spiro, dijo que la investigación fue “equivocada” y que “ya es suficiente”.

Pero no es inusual que la SEC u otras agencias federales busquen testimonios adicionales a medida que evolucionan las investigaciones, dijeron los abogados.

“A medida que avanzan las investigaciones, a veces uno quiere traer de vuelta a la gente porque tiene más información”, dijo Howard Fischer, socio del bufete de abogados Moses & Singer y ex abogado de la SEC. Añadió que el tribunal probablemente ordenará a Musk que preste testimonio adicional.

“Todo lo que tiene que demostrar es… que la citación es parte de un esfuerzo legítimo para obtener información”.

Los tribunales han confirmado previamente los derechos de citación de la SEC.

En 2018, un tribunal obligó a Jay-Z a testificar después de que ignoró las citaciones de la SEC, aunque el juez le dijo a la SEC que solicitara su permiso si necesitaba más de un día. El músico también estuvo representado por Spiro. En 2022, un juez ordenó al fundador de Terraform Labs que cumpliera con una citación de la SEC para obtener documentos.

Apenas unos meses después de que Musk acordara con la SEC examinar sus tweets, la agencia determinó que había violado ese acuerdo y lo demandó para que cumpliera. Pero el juez cuestionó el estándar “suave” del acuerdo para evaluar cuándo un tuit era material y dijo a ambas partes que “se pusieran los pantalones de razonabilidad” y lo resolvieran.

Después de eso, la SEC se mostró reacia a volver a los tribunales a pesar de que el personal creía que había incumplido el acuerdo en ocasiones posteriores, informó Reuters el año pasado.

La SEC ha abierto otras investigaciones sobre Musk, quien en varias ocasiones ha denigrado a la agencia y alegó que lo está acosando. También ha cuestionado la conclusión de la SEC de que no tenía fondos asegurados para la privatización de Tesla y ha intentado, sin éxito, que un tribunal rescinda el acuerdo de 2018.

Sin embargo, es poco probable que el tribunal de San Francisco considere la mala sangre de Musk con la agencia y se centrará en si la SEC ha sido razonablemente complaciente con el cronograma de Musk y otras consideraciones logísticas. Los abogados entrevistados por Reuters dijeron que la SEC parecía haber cumplido con ese requisito.

“Musk está tratando de dejar claro su punto de vista y no quiere que lo presionen”, dijo Robert Frenchman, socio de Mukasey Frenchman que ha defendido a clientes en asuntos de la SEC.

“No creo que sea probable que gane esta batalla”.

Con información de Reuters.

Poco texto y gran información en nuestro X, antes Twitter, ¡síguenos!  

 

Siguientes artículos

trabajo-informal-Latinoamérica
El ‘círculo vicioso’ del trabajo informal y el bajo crecimiento de Latinoamérica
Por

En México 55% de las personas tuvieron un trabajo informal durante el primer trimestre del 2023, casi las mismas cifras...