El nuevo Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual se encuentra a la espera de su ratificación, traerá inversiones del sector automotriz a México, sobre todo por la exigencia en el aumento de contenido regional en los vehículos, prevé Ramón Ascencio, asesor de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable de Guanajuato.

«Podría pensarse que era una desventaja que en las negociaciones se subiera el porcentaje de participación regional en el costo de los componentes de los automóviles, pero hay un plazo para cumplirlo, y esa misma exigencia nos están pidiendo que se haga mayor inversión en los países del T-MEC. Se ve como una oportunidad para seguir creciendo e invirtiendo aquí, positivamente (en México)», indicó Ascencio.

El funcionario participó en el anuncio del Segundo Encuentro Automotriz de la Cámara Española de Comercio (Camescom) Delegación Querétaro-Bajío, a realizarse en Silao, Guanajuato, el próximo 5 de junio.

Con el nuevo acuerdo comercial se elevó el valor de contenido regional que debe tener un vehículo para evitar aranceles de 62.5% a 75%. Además, el 40% deberá fabricarse en zonas con altos salarios, donde se pague al menos 16 dólares por hora.

«(La llegada de inversiones) se parecería mucho a la composición de naciones que tenemos hoy, en una primera instancia, con esa obligación de aumentar el contenido regional, la lógica nos dice que las (empresas) que ya están instaladas se ampliarán o diversificarán sus productos, pero también hay oportunidad de que vengan en el sector automotriz aquellas que hacen falta como componentes electrónicos o sensores», agregó.

Recientemente, Toyota confirmó que comenzará operaciones en su planta de Apaseo el Grande, Guanajuato, para finales de 2019, donde se fabricará su camioneta Tacoma.

Lee también: Entrevista | México, tierra fértil para Toyota

En anterior entrevista, Miguel Noyola, socio en Washington D.C. de la firma Baker McKenzie, comentó que el nuevo acuerdo comercial ocasionará cambios en la industria automotriz, entre ellos el traslado de la producción de algunas empresas de Europa a México para abastecer a la región de América del Norte.

“En la medida en que el destino de los autos sea el mercado norteamericano, yo creo que sí (podría existir un traslado de inversiones de Europa a México). El continente tiene otras dinámicas y oportunidades, donde habrá traslados también intraeuropeos, pero sí se puede ver cómo ciertos vehículos tendrán mayor competitividad si se producen en México”, comentó.

El objetivo del Segundo Encuentro de la Camescom es fortalecer la red de proveedores de partes y componentes en el sector automotriz en la región del Bajío, incluidas las Tier 1 y OEM (Original Equipment Manufacturer o fabricante de equipos originales) norteamericanas que se encuentran en México, así como de las Tier 2 de origen español con o sin presencia en el mercado nacional.

En la cadena de suministro, las empresas o proveedores Tier 1 abastecen de componentes a las OEM. En tanto, las compañías de los niveles Tier 2 suministran a las Tier 1.

No te pierdas: 

México cumplió con reforma laboral, toca a Estados Unidos aprobar T-MEC: López Obrador

 

Siguientes artículos

Por decreto, gobierno de AMLO reducirá carga fiscal para Pemex
Por

Pemex realizará la migración de asignaciones a un esquema de contratos como el resto de las empresas privadas que operan...