En México hay cerca de 18 millones de tarjetas de crédito; en 2017, hubo 3.7 millones de fraudes a estos plásticos. Sin duda, el riesgo de una estafa existe y es un gran problema en nuestro país, pero los hackeos y los fraudes no son el mayor peligro para tus finanzas, sino tú mismo.

En 2014, Ron Lieber, columnista de Dinero de The New York Times, escribió un artículo al respecto en el que sostiene, respaldado por varios estudios e investigadores del tema, que los bancos y las tarjetas de crédito tienen muchos trucos y ‘juegan’ con tu psicología para que gastes más.

“La gente gastará más con sus tarjetas de crédito porque el dolor de pagar es más lejano, por un mes más o menos”, escribe Lieber.

Para que no te pase esto, debes estar muy atento. Aquí te digo cómo protegerte de ti mismo a la hora de usar tu tarjeta de crédito:

PUBLICIDAD
  • Nunca la lleves en tu cartera, a menos que lo planees. Es más fácil que gastes en productos o servicios no planeados si llevas la tarjeta de crédito a todas partes. Si te encuentras una ‘oferta’ y no tienes efectivo, es más probable que la uses aunque no sea estrictamente necesario.
  • Piensa dos veces: ¿Millas aéreas o puntos gratis? Si para obtener un regalo debes desembolsar dinero -aunque sea muy poco- entonces no es 100% gratis. Por ejemplo, si te dan equis número de millas aéreas pero la anualidad de tu tarjeta cuesta más, entonces no son un plus, sino que te están costando. Hacer este cálculo es tedioso, pero si quieres ser un experto en aprovechar tu plástico, debes intentarlo.
  • Fíjate en los precios (además de los beneficios). Uno de los estudios que cita Lieber indica que, si van a pagar con tarjeta de crédito, las personas se fijan en las características de los productos, mientras que si pagan con efectivo se enfocan en los costos.
  • ¿Sabes cuánto cuesta el crédito de tu tarjeta? Si no encuentras una promoción a meses sin intereses, pero quieres pagar algo por mensualidades, revisa el interés de tu tarjeta de crédito y -más importante- paga más del mínimo. Si no tienes idea de cuánto cuesta tu crédito y haces una compra irresponsable, tu deuda crecerá como bola de nieve.
  • Asegúrate contra los fraudes. Alguien más comete los fraudes, pero tú eres en parte responsable al no tomar acciones para prevenirte o al no tener un seguro que te proteja en esos casos. Toma todas las precauciones posibles, sobre todo al comprar de manera remota.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Unión Europea pacta nuevas reglas de capital para bancos
Por

El acuerdo cambia las regulaciones financieras que se establecieron de 2007 a 2009 tras la crisis financiera global.