¿Cuándo y qué tan rápido se elevará la tasa de referencia para depósitos a un día? De esto dependerá, en buena medida, el comportamiento de las tasas, índices accionarios y monedas a nivel global en el futuro cercano.

 

 

Uno de los principales problemas que se generaron durante la gran recesión de 2008-2009 en Estados Unidos fue el rompimiento de la confianza mutua entre los ciudadanos y los bancos que los atienden, lo cual se puede observar en el reporte de la masa de crédito revolvente al consumo, publicado mensualmente por la Reserva Federal de EU.

PUBLICIDAD

A pesar de que la actividad económica comenzó a recuperarse desde mediados del 2009, como lo evidencia el indicador líder de ciclo económico, el total del crédito al consumo continuó cayendo un par de años más, durante los cuales las familias luchaban por desendeudarse en medio de un ambiente complicado en el mercado laboral, y las instituciones financieras endurecían sus estándares de crédito.

 

Política monetaria de la Fed

Como respuesta a esta profunda crisis económica y de confianza, la Reserva Federal estadounidense emprendió una política monetaria expansiva de tal magnitud que ha tenido efectos relevantes en los mercados financieros a nivel global.

La política monetaria de la Reserva Federal buscaba estimular la economía por dos vías:

  • La tasa de referencia de un día extraordinariamente baja, prácticamente cero, enfoque tradicional pero limitado ante el tamaño de la crisis enfrentada.
  • La compra mensual de bonos de largo plazo directamente al mercado (QE), que en su momento llegó a alcanzar 85,000 millones de dólares mensuales.

 

El retiro del estímulo

Conforme la economía estadounidense recuperaba fortaleza, con los indicadores de empleo y confianza regresando a niveles cercanos a la normalidad, y el crédito al consumo retomando una tendencia positiva, la Reserva Federal comenzó a reducir a finales del 2013 el monto del estímulo mensual que provee a la economía por medio del QE, que se espera que llegue a cero en octubre 2014.

La pregunta que enfrenta ahora el mercado es ¿cuándo y qué tan rápido se elevará la tasa de referencia para depósitos a un día?

Esta cuestión no es menor, ya que de esto dependerá en buena medida el comportamiento de las tasas, índices accionarios y monedas a nivel global en el futuro cercano. Basta ver la volatilidad reciente en algunas de estas variables para comprender la importancia del mensaje de la Fed.

 

El mensaje de la Reserva Federal

En su más reciente reunión de política monetaria, el comité de mercado abierto (FOMC) de la Reserva Federal, el banco central estadounidense mantiene un par de frases que nos indican que si bien la economía de EU está fuerte, todavía existen recursos subutilizados en la economía, principalmente en el mercado laboral, que podrían hacer que el estímulo monetario en forma de una baja tasa de referencia se mantenga por un tiempo considerable.

Si observamos las estimaciones de la tasa de referencia de las diferentes reservas regionales, publicadas en conjunto con el comunicado de la Fed del 17 de septiembre del 2014, los expertos del mismo banco central esperan que la tasa de referencia se ubique en 1.375% hacia finales del 2015.

De ser éste el caso, y aun cuando la tasa de referencia se comience a elevar durante 2015, ésta estaría todavía muy por debajo de la tasa neutral de la economía, por lo que los mercados seguirían recibiendo un estímulo monetario considerable.

 

Efectos en los mercados financieros

Si bien es indudable que en el trayecto hacia la normalización de las condiciones monetarias en Estados Unidos las principales tasas en los nodos de referencia tenderán a subir, y que el dólar se pudiera fortalecer en contra de otras monedas, la velocidad de este ajuste es importante, ya que esto se reflejará directamente en los mercados a nivel global. La Reserva Federal tiene la tarea de comunicar los movimientos de tasa con claridad, a fin de que este proceso se lleve a cabo con la mayor suavidad posible.

Con respecto al mercado accionario la situación es menos clara. Si bien algunos analistas piensan que con la subida de tasa podríamos ver una fuerte corrección en los mercados accionarios, también es posible que ésta tarde un tiempo considerable en llegar.

Por ejemplo, a pesar de que el índice S&P 500 cotiza alrededor de sus máximos históricos, en términos de valuación relativa todavía se encuentra por debajo de su promedio histórico en múltiplos de los últimos 25 años, lo que aunado a los sólidos fundamentales de las empresas y la extraordinaria liquidez que tendremos por un tiempo todavía largo, podría llevar a la continuación del rally en los índices estadounidenses.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: FinamexCB

Twitter: @FinamexCB

Portal: Finamex Casa de Bolsa

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Passport no será el salvador de BlackBerry
Por

El nuevo smartphone de BlackBerry compite con los grandes en todas las áreas, pero los analistas no creen que tenga lo q...