Desde 2017, nuevas marcas de gasolineras aparecieron en nuestro país como parte de la Reforma Energética.

Hoy existen más de 30 firmas distintas a la franquicia de Petróleos Mexicanos (Pemex), incluidos gigantes energéticos como BP, Shell y Total.

Petróleos Mexicanos  (Pemex) ha perdido 21% de participación de mercado en un año, pues más de 2,400 estaciones de las 11,700 a nivel nacional visten ya otra bandera.

Además, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) liberó el precio de la gasolina y diésel durante noviembre del año pasado. Desde entonces, su costo se elevó más de 1.10 pesos.

PUBLICIDAD

El incremento de precios ha presionado la inflación hasta llevarla a 6.6% en los últimos meses, su nivel más alto en 16 años.

Como resultado, el consumo del energético cayó 20% entre enero y febrero de 2018, de acuerdo con la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

Forbes México salió a conversar con los consumidores de gasolina de distintas marcas sobre sus hábitos y preferencias a la hora de escoger nuevas banderas. Te presentamos sus testimonios a continuación.

Al menos 20 compañías ya importan combustible a México, pero casi todos lo emplean para autoconsumo. Lo cierto es que la mayoría de nuevos jugadores compra gasolina a Pemex. Solo ExxonMobil y Glencore han desarrollado infraestructura para vender su propio combustible.

Al final, todas las marcas persiguen una rebanada de un mercado que vale 443,050 millones de pesos (mdp) anuales.

 

Siguientes artículos

Los 10 países mejor preparados para usar energías limpias
Por

Una reducción de los subsidios a combustibles fósiles, acceso mejorado a la electricidad, calidad del suministros podría...