Vehículos autónomos, eléctricos, conectados y compartir el auto en lugar de tener uno propio, así como adoptar infraestructura digital son cambios que tienen que concretarse en México para contar con ciudades inteligentes.

En el Foro Masterpass, realizado por Mastercard y Forbes México, Hugo Martínez, director de Políticas Públicas de Uber México, dijo que, como parte de la movilidad del futuro, los jóvenes prefieren compartir sus viajes en auto.

La Ciudad de México se encuentra entre las tres más inteligentes de América Latina, solo detrás de Buenos Aires y Santiago de Chile.

Se prevé que 70% de la población mundial viva en ciudades para 2050.

PUBLICIDAD

Por su parte, Andrés Canales, vicepresidente adjunto de Internet de las Cosas (IoT) en AT&T, señaló que la empresa trabaja en conectar 14 millones de autos de manera segura, lo que incluye vehículos autónomos con Uber.

El especialista comentó que es necesario que la inversión privada trabaje en dar infraestructura digital para comunicarse con otros autos, y para que estos respondan a su entorno.

Además de las exigencias en movilidad, para tener ciudades inteligentes se requiere de infraestructura que optimice los recursos naturales.

“Las ciudades crecen y uno de los problemas es el transporte, pero también el agua. Hay edificios altos y necesitamos formas que optimicen el uso de los recursos, para que la calidad de vida no se reduzca”, comentó Canales.

“En tema de inundaciones  la pregunta es cómo hacer la rápida liberación (de las vialidades) , para minimizar los impactos”, agregó Carlos Tunes, director de Watson IoT de IBM Latinoamérica.

Mauricio González, director de Desarrollo de Mercado y Relación con Gobierno en Mastercard, comentó que para tener ciudades inteligentes es necesario contar con ciudadanos inteligentes.

Para ello, la firma trabaja en servicios de inclusión y educación financiera, así como en el impulso de servicios formales.

En México hay cuatro ciudades inteligentes en proceso: Ciudad Creativa Digital y Tequila, en Jalisco; Maderas, en Querétaro; y Smart, en Puebla.

Por otra parte, Hugo Martínez agregó que parte de los retos es la bancarizacion, pues ello hace difícil la inclusión. Recordó que el 50% de la población en el país no tiene acceso a pagos electrónicos.

La compañia de transporte privado acepta pagos en efectivo en algunos puntos del país, sin embargo, la principal forma de pago es con tarjeta de débito o crédito.

Lee también: Las ciudades inteligentes combatirán el cambio climático en 2020  

 

Siguientes artículos

Alejandra de Cima, Presidenta Cimab. (Foto: Angélica Escobar/Forbes México).
La lucha contra el cáncer de mama, en el brazo de las mexicanas
Por

Una parte de las ventas de un bolso de edición especial de Cloe se destinada a labores de la fundación Cimab.