El fabricante del iPhone reemplazará a AT&T. La mudanza busca reducir el impacto de la caída en los precios del petróleo en el índice industrial.

 

Por Steve Schaefer

 

Cuando el comité que determina la composición del índice industrial Dow Jones anunció que Apple reemplazará a AT&T en el índice de 30 acciones, muchos medios señalaron la importancia, impacto y valor informativo de la mudanza. Pero ya sea que creas o no que la incorporación signifique algo para el Dow, o para Apple, una cosa es segura: va a elevar la aparición promedio desde la perspectiva de las ganancias.

La proyección de crecimiento de las ganancias para los 30 componentes del Dow no pinta bien al inicio de 2015, pero se ve un poco mejor cuando se incorporan las expectativas de Apple. De acuerdo con John Butters, analista senior de altos ingresos de FactSet, el consenso en Wall Street para las ganancias del Dow es que mostrarán una reducción de 11.1% cuando los resultados del primer trimestre comiencen a publicarse a principios de abril. Con AT&T en lugar de Apple, esa cifra habría sido del 15.3%. Lo mismo es cierto para el resto de 2015, dado que el crecimiento de ganancias de Apple –algo ampliamente esperado– ayudará a amortiguar los descensos en los beneficios que se esperan del grupo en general (ver gráfico).

Mirando hacia atrás, Butters señala que el crecimiento de 48% en los ingresos por acción en el Q4 de 2014 habría elevado la tasa de crecimiento del Dow al 1.4%, en comparación con su descenso del 4.2% con AT&T. Sin embargo, para los tres primeros trimestres de 2015, incluso las altas expectativas para Apple (se espera que crezca al menos 24% en los tres primeros trimestres de 2015) no son suficientes para sacar al Dow de terreno negativo.

Los inversionistas pueden atribuir el colapso a la fuerte caída en los precios del petróleo, que ha llevado a los analistas a rebajar sus expectativas de ganancias para 2015 en dos componentes del Dow: Exxon Mobil y Chevron.

Las ganancias de Apple se diluirán en el cuarto trimestre de 2015, predice Butters, ya que será difícil comparar ese periodo con el último cuarto de 2014, que marcó una meta altísima con la venta de casi 75 millones de iPhones. Se espera que las ganancias de Apple crezcan 3.5% durante los últimos tres meses del año, no muy lejos del 1.7% previsto para el Dow con AT&T.

Por supuesto, Apple siempre podría sorprender, como lo ha hecho tantas veces durante su ascenso a una capitalización de mercado de 700,000 millones de dólares. En la actualidad, las expectativas de los analistas han sido opacadas por el lanzamiento del Apple Watch. La estimación promedio para los ingresos de 2015 subió 0.6% (a 8.60 dólares por acción) durante la última semana, y varios analistas predicen que el éxito inicial del reloj ya está incluido en el precio de la acción.

Las acciones de Apple, que alcanzaron un máximo de 133.60 dólares a finales de febrero, cerraron a 127,04 dólares el martes (una ganancia de 1.67%). En ese nivel, Apple sería el sexto componente más influyente en el Dow a su llegada, sólo por detrás de Visa, Goldman Sachs Group, 3M, IBM y Boeing.

 

Siguientes artículos

Los planes de Syngenta y los transgénicos
Por

En aras de beneficiar los intereses de unos cuantos, ¿el gobierno federal moverá todo un entramado legal para permitir l...