Una obra de gran calado como lo será la construcción del Tren Maya es un polo de inversión para la zona sureste de México, así lo considera el gobernador del Estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.

En entrevista con Forbes México, el mandatario estatal cuenta que ya se han acercado inversionistas con la intención de construir o financiar la obra, debido a que es una opción financieramente viable. “Es atractivo para ellos en la zona que va de Cancún y Tulúm, debido a la zona de la Riviera Maya, donde hay más de 60,000 cuartos de hotel”.

A mitad de agosto, el director de la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo, Eduardo Ortiz Jasso, informó que empresas ferroviarias de diversos países de Europa y Asia están interesadas en colaborar en el proyecto del Tren Maya, al menos en la etapa que correrá por Quintana Roo.

Ortiz Jasso explicó que los ofrecimientos se han hecho a través de la plataforma Proyectos México, donde la obra, cuya inversión ascenderá hasta los 150,000 millones de pesos (mdd), fue subida para recibir financiamiento privado. Agregó que la inversión para el tramo Cancún-Tulum puede ser de 40,000 mdd, para cubrir una distancia de 125 kilómetros.

PUBLICIDAD

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que el objetivo es terminar la ruta del Tren Maya a más tardar en 4 años. “Es una obra muy importante porque se va a comunicar una de las regiones de más importancia cultural en el mundo. No hay en otras partes del mundo una región con tanta riqueza cultural como esta región de florecimiento de la gran cultura maya”, dijo López Obrador a finales de agosto del presente año.

Una ruta para potenciar a la Zona Maya

El gobernador de Quintana Roo tiene claro que esta obra potenciará a la Zona Maya desde diversos puntos que van desde una mejor movilidad hasta la oportunidad de potenciar la oferta turística del estado y de la región sureste de México.

“Siempre ha sido un anhelo del sector turístico darle comunicación a la región Maya, que es comprendida por los cinco estados del sureste del país y algunos países de Centroamérica. Pudiera potenciarse el turismo de sol y playa, las zonas arqueológicas, los pueblos Mayas vivientes, y la oferta cultural y gastronómica”, destaca.

En este mismo sentido, el mandatario estatal señala que el Tren Maya le daría al estado de Quintana Roo modernidad, mayor movilidad para la población y una nueva opción de movilidad para el turismo.

“El Tren Maya ayudará mucho a la población que vive en Cancún y Playa del Carmen y que trabaja en los hoteles que se encuentran en la Riviera Maya, en la que hay más de 60,000 cuartos de hotel. Además, de una mayor calidad de vida para los quintanarroenses”, explica Joaquín González.

En el Proyecto de Nación 2018-2024, López Obrador contempla 1,500 kilómetros que contempla los estados de Quintana Roo, Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán.

Se tiene previsto que el primer trazo ferroviario del Tren Maya va de Cancún a Tulum, de ahí hacia Bacalar, para llegar después hacia Calakmul. Además, se espera arribar a Escárcega, Campeche, y de ese punto, hacia el suroeste para terminar en Palenque, Chiapas.

Puedes leer:  Recibir más viajeros premium, el próximo reto del turismo en México

 

Siguientes artículos

CCE se reunirá con Jiménez Espriú para hablar del NAIM
Por

La reunión con el próximo titular de la SCT se llevará a cabo al mediodía del martes, y en ella le darán su opinión sobr...