Al menos 7 de cada 10 padres de familia en México consideran que la educación universitaria es inasequible para la mayoría por sus altos costos, reveló un estudio de HSBC.

 

La falta de una planeación  para pagar la  educación universitaria  llevará al 29% de los padres mexicanos a pedir préstamos para cumplir con las colegiaturas, mientras que 36% considera que serán sus hijos quienes se endeuden para pagar sus estudios, detalló la institución bancaria HSBC.

PUBLICIDAD

Al menos 7 de cada 10 padres de familia en México consideran que la educación universitaria es inasequible para la mayoría por sus altos costos, reveló el banco.

Un estudio hecho por HSBC arrojó que el 98% de los padres mexicanos prevé contribuir a pagar la colegiatura de sus hijos que acudan a la universidad, sin embargo, el 28% de los papás encuestados espera que sus hijos contribuyan al pago de sus estudios y 13% estima que los abuelos también aporten recursos.

Según HSBC, los padres se llevan en promedio, una vez que su hijo salió de la universidad, 4.6 años para pagar sus deudas, mientras que los hijos tardan en promedio 4.3 años.

“Los padres como a sus hijos les toma en promedio el mismo tiempo que dura una carrera universitaria el poder pagar la deuda que adquieren”, subrayó la institución bancaria.

Ante esta situación, el director de ventas de productos patrimoniales de HSBC México, Esteban Martínez Varela, señaló 5 pasos para que los padres procuren los estudios universitarios de sus hijos.

1.Buscar asesoría financiera. Contar con una estrategia de ahorro y protección adecuadas, le permitirá tanto acceder a mejores oportunidades para sus hijos como destinar una menor proporción de sus ingresos para cubrir la educación de los mismos.

2.Planear para mayores ambiciones. Hay que pensar en las implicaciones financieras de que los hijos permanezcan en la universidad durante más años y tener un plan para hacer frente a estos costos.

3. Aceptar costos adicionales. Es necesario asegurarse de que se tiene suficiente dinero para mantener el desarrollo educacional de los hijos desde etapas tempranas.

4. Fomentar la educación financiera. Convertirse en una persona financieramente responsable es un paso esencial hacia ser un adulto y esto es algo que se aprende en los años universitarios. Se debe empezar a enseñar a los niños cómo manejar las finanzas desde pequeños.

5. Ahorre más y pague más rápido. Para minimizar el impacto de pedir prestado, comience a ahorrar lo más pronto posible y no permita que sus planes se queden en el olvido.

 

Siguientes artículos

S&P mejora calificación de Grecia tras acuerdo con acreedores
Por

S&P dijo que el alza en la calificación muestra que el país tiene una mejor perspectiva de liquidez tras el principi...