La renuncia de Carlos Urzúa como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) evidencia profundas disputas al interior del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, comentó Moody’s.

“La renuncia del Secretario de Hacienda pone en evidencia disputas de fondo dentro de la administración en torno al proceso de toma de decisiones en materia de política económica”, declaró el analista de la calificadora de riesgo crediticio, Jaime Reusche.

Este martes 9 de julio, Urzúa indicó en un comunicado que fue inaceptable para él la imposición de funcionarios sin el conocimiento adecuado de las finanzas públicas por parte de “personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”, sin precisar nombres.

Para Moody’s, la designación del subsecretario Arturo Herrera como nuevo titular de la dependencia, a quien calificó como un funcionario de reconocido prestigio y capacidad técnica, mitiga las preocupaciones inmediatas, limitando el impacto en los mercados financieros, agregó Reusche.

Instituciones financieras como Citibanamex han respaldado el ascenso de Herrera como encargado de las finanzas públicas de nuestro país.

 

Siguientes artículos

Otro clavo en el ataúd del retail
Por

El llamado holocausto del retail lleva ya varios años en Estados Unidos con el cierre de miles de tiendas (se estima que...