La apuesta de LG para esta temporada navideña tiene grandes aciertos en la experiencia pero se queda corto en los acabados.

 

La prueba más contundente de que LG ha acumulado suficiente experiencia fabricando relojes inteligentes es el LG Watch Urbane, su modelo mejor logrado hasta la fecha (aunque está lejos de ser perfecto) y uno de los equipos ya disponibles en México que pelean por el dinero de los consumidores en esta época navideña.

PUBLICIDAD

Ésta, la tercera generación de smartwatch de la empresa coreana, es más ligera y compacta que su predecesora, más potente, y tiene bajo el cofre mejores especificaciones. Todo eso, reside bajo la capa de experiencia que ofrece la última versión de Android Wear, la cual mejor significativamente la experiencia, pero si quieres saber más sobre él, acá está nuestro análisis punto por punto.

lg_7

Diseño: Al igual que el LG Watch R, el Urbane tiene una caja circular con un botón físico al costado derecho y extensibles de cuero con mecanismos de montaje estándar (lo cual le resta puntos frente a otras opciones, como el Moto 360 de Motorola o el Smartwatch 3 de Sony). La personalidad del Urbane conserva la esencia de los relojes tradicionales, sin embargo sus dimensiones (45.5 x 52.2 mm) podrían restarle atractivo entre el público femenino. Este reloj está disponible en dos colores: plata y dorado, aunque en vivo éste último tiene una tendencia hasta el cobrizo que termina por deslucir un poco. Sumado a ello, el look más sobrio y formal del Urbane y lo complicado del intercambio de extensibles lo descarta por completo para la actividad física. Puntos menos por eso.

Materiales: La caja es de acero inoxidable, sobre el vidrio reforzado LG no da información detallada pero es poco probable que se trate de Gorilla Glass, dado que no figura entre los equipos enlistados por esa compañía en su sitio oficial. Los extensibles incluidos tanto con el modelo plateado (color negro) como dorado (marrón) a pesar de ser de cuero auténtico se sienten sumamente rígidos y de baja calidad. En el departamento de extensibles el Moto 360 le supera significativamente.

Pantalla: Quizá su punto más fuerte. El Urbane tiene el mismo display circular P-OLED de 1.3 pulgadas que el Watch R, el cual resulta, en una palabra, excepcional. A pesar de que su resolución de 320 x 320 pixeles ofrece una densidad de 245 ppp, el mayor contraste, el brillo más intenso y los colores más vibrantes entre los relojes Android que actualmente se ofrecen en el mercado, es el de este LG.

Rendimiento: Un procesador Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1.2 GHZ, 512 MB en RAM y almacenamiento interno de 4 GB garantizan un desempeño suave y sin complicaciones.

Experiencia: La versión más reciente de Android Wear, 5.0 Lollipop, es un salto significativo frente a sus predecesoras. No sólo permite acceso fácil y directo a tus aplicaciones, sino que enriquece la interacción a través de pequeños y divertidos detalles cortesía de la guía de diseño de interfaz de usuario Material Design.

Entre las nuevas funciones del sistema operativo se encuentra la posibilidad de conectar tu reloj directamente a una red WiFi, de modo que no necesite estar cerca de tu teléfono para funcionar, pero mientras que el resto de los modelos Android permiten una conexión únicamente dentro de la misma red. El Watch Urbane permite hacer eso con cualquier red que hayas dado de alta previamente desde tu teléfono. Así, por ejemplo, si un día olvidas tu smartphone en casa y ya habías dado de alta la red de tu trabajo, podrás seguir recibiendo notificaciones siempre y cuando tu teléfono esté conectado a la red de tu casa. El de LG es el único reloj capaz de hacerlo, aunque no te permite hacer llamadas.

Batería: Con capacidad de 410 mAh, bajo condiciones de pantalla siempre activa, la pila de este reloj dura poco más de un día. Si se desactiva esa función, puede rendir hasta dos días.

Recarga: A diferencia de otros modelos (Moto 360, Samsung Gear S2, Apple Watch), el Urbane no se recarga a través de un cargador de inducción magnético, sino con un puerto metálico especial. Aunque no es un punto en contra, no podemos enfatizar suficiente lo poco conveniente que resulta para los usuarios la inexistencia de una tecnología estándar para la recarga.

Compatibilidad: Éste es uno de varios relojes con Android Wear 5.0 que son compatibles con todos los teléfonos Android 4.3 o superiores, y cualquier iPhone que corra iOS 8.3 o superior. No obstante, las funciones del reloj al vincularse con un iPhone serán limitadas (ni tan buenas como las de un Apple Watch conectado a un iPhone, ni como las de un smartwatch Android con un teléfono Android), y si no eres muy fan de las apps de Google, no lo recomendamos.

 

Balance

El Watch Urbane es un paso adelante para LG en materia de wearables. Gracias a Android Wear ofrece una gran experiencia, sin embargo aunque el precio grita “premium” (puedes encontrarlo en Amazon México y Linio en más de 5,500 pesos), los materiales corresponden más a una gama media. El rendimiento es aceptable, la duración de la batería y el gran display juegan a su favor, pero lo complicado del intercambio de correas y la falta de alternativas en cuanto a tamaños le resta puntos. En resumen, si tienes un estilo de vida activo y buscas un reloj versátil que puedas usar en toda ocasión, quizá quieras buscar en otro lado.

 

Más imágenes

lg_3 lg_4 lg_6 lg_9 lg_10 lg_11

 

Siguientes artículos

euro-negocios
Gasto de familias impulsa PIB de Eurozona
Por

Eurostat confirmó el martes que el crecimiento económico de los 19 países del bloque fue del 0.3% intertrimestral entre...