Bamco Interamericano de desarrollo

Tras una contienda cerrada en la que cuatro países, y particularmente Argentina y Costa Rica, manifestaron una oposición directa contra el asesor estadounidense de Donald Trump, Mauricio Claver-Carone se convirtió, a mediados de septiembre, en presidente el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El nuevo titular de esta entidad de financiamiento tiene una estrategia de tres pilares, uno de los cuales propone hacer un esfuerzo para regresar a la región la inversión productiva que las empresas estadounidenses han establecido en Asia.

Visita el micrositio con los Genios de la Transformación Digital 2020 

“Creo que ya está aceptado universalmente que es mejor que las empresas estén acá, en el hemisferio occidental, en ‘las Américas’, a que estén lejos, allá en Asia”, dijo a Forbes, en entrevista, días antes de la elección.

El político, de ascendencia cubana, afirma que su proyecto para conducir el BID es sólido y puede detonar una ola de financiamiento que apoye la recuperación de América Latina.

Antes de ser electo como presidente del BID, Claver-Carone era asistente adjunto del presidente y director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional para Estados Unidos. También ha sido profesor de Derecho en la Universidad Católica de América y la Universidad George Washington.

Su cercanía con Trump y el hecho de ser ciudadano estadounidense dieron motivo para que algunos países buscaran, sin éxito, postergar la elección en el BID, la cual ganó con el 66.8% de los votos, y el sufragio de 30 gobernadores, 23 de ellos de la región.

Tres pilares para detonar el crecimiento

En la estrategia de Claver-Carone, destaca un punto: la regionalización. El político apuesta por una repatriación de la inversión que las compañías estadounidenses han realizado en Asia, sobre todo en China. Afirma que se trata de una oportunidad de entre 30,000 y 50,000 millones de dólares (mdd) en flujos de inversión para países americanos.

“En 2018 y 2019, las inversiones de Estados Unidos en América Latina bajaron en unos 35,000 millones y subieron 50,000 millones los destinados a Asia. Esa correlación tenemos que invertirla. Ésa podría ser una oportunidad de entre 30,000 y 50,000 millones de dólares que podrían regresar aquí. Hay que aprovechar esa oportunidad ahora”, explica.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

Pero, ¿qué papel puede jugar el BID en materia de repatriación? Mauricio Claver-Carone explica que será normal observar esfuerzos individuales de cada país para intentar atraer la inversión que las empresas estadounidenses retiren de Asia.

“Los países que más éxito van a tener son los que mejor hagan sus deberes, los que mejor entiendan cuáles eran las huellas empresariales que existían en esos países y que después, en las últimas dos o tres décadas, se mudaron hacia Asia; pero que también creen las condiciones más positivas para esa inversión extranjera. El punto más importante sobre por qué el BID será importante para esta estrategia, es que cada país del mundo va a priorizar el desarrollo en su propio campo, y el BID deberá ser un aliado en esas mudanzas de forma regional”.

Los otros dos pilares de la estrategia de Claver-Carone consisten en lo siguiente: buscar una nueva ronda de capitalización para el BID por parte de los accionistas, y coordinar esfuerzos con otras entidades de financiamiento locales e internacionales para generar un efecto multiplicador en los recursos que se destinen a proyectos de inversión.

Como ejemplo, señala que la Corporación Financiera Internacional Estadounidense (DFC, por sus siglas en inglés, correspondientes a U.S. International Development Finance Corporation) tiene una estrategia en la que cada dólar que se invierte moviliza cuatro dólares de inversión privada, mientras que, por cada dólar que presta el BID, se movilizan 40 centavos de inversión por parte de la iniciativa privada.

En un primer objetivo, el BID buscaría que los recursos canalizados tuvieran, al menos, la mitad del impacto de los recursos de la DFC en materia de detonante de inversión privada. En 2019, el BID otorgó préstamos por cerca de 13,000 mdd. Mauricio Claver-Carone estima, sin embargo, que las necesidades de financiamiento en la región rebasan los 87,000 mdd.

“América Latina tiene el peor margen de financiamiento. Desde antes de la pandemia, era una realidad”, señala.

Migración e inclusión

Una de las promesas que Claver-Carone dejó en claro durante su candidatura fue la necesidad de ver más inclusión dentro del BID.

“En el BID ha habido baja representación de varias regiones. En 61 años, nunca ha habido nadie en el liderazgo, no sólo en la presidencia, sino en el liderazgo de las vicepresidencias, [que provenga] de Centroamérica o el Caribe, lo cual me parece insólito. Son cosas a las que tenemos oportunidad de agregar peso y relevancia en el banco, y de crear transparencia y representatividad, más inclusión en el liderazgo para tener un impacto en los países grandes y pequeños para la región”, señala.

En términos de migración, afirma que el mayor reto no es la canalización de recursos a los países que resultan más vulnerables, sino que los proyectos tengan un impacto de largo plazo que reduzca la necesidad de desplazamiento de las personas.

Explica que, por ejemplo, en países como Honduras, uno de los obstáculos más frecuentes para la creación de empresas es el costo de la energía eléctrica, por lo que una acción concreta en el futuro sería facilitar la importación de energía desde México, para reducir los costos.

“Hemos creado una base por la amistad y la cooperación del gobierno de México, Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador. Hemos podido combatir y reducir notablemente flujos de bandas criminales y tráfico humano, que aprovechaban agujeros en la ley. Es un proceso que se ha ido materializando, pero no es suficiente. En esos países no ha habido cohesión de esfuerzos e impacto de los proyectos. Si lo logramos con el BID, habrá un impacto duradero”, añade.

 

Siguientes artículos

elecciones-estados-unidos-biden-trump
Elección en Estados Unidos decide el futuro de la economía mundial: experto
Por

De acuerdo con un experto en economía, con Trump los salarios de las minorías mejoraron, por lo que no es sorpresa el vo...